Sobre la economía de no morir
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sobre la economía de no morir

COMPARTIR

···
menu-trigger

Sobre la economía de no morir

03/06/2020
Actualización 03/06/2020 - 11:43

El título de esta entrega corresponde al de la columna publicada por Paul Krugman en el New York Times el pasado viernes 29 de mayo. El prestigiado economista y premio Nobel, le da como subtítulo “¿De qué sirve aumentar el PIB si te mata?” y pone sobre la mesa una serie de afirmaciones, cuestionando el regreso a la actividad generalizada y algunas creencias que bien valdría sopesar en el marco de las finanzas personales.

Krugman asegura que Estados Unidos realiza un “peligroso experimento”, pues a pesar de las advertencias de los expertos en epidemias, se mueve para abrir los negocios como de costumbre. En ese caso, una buena parte del mundo y México en particular, están siguiendo el mismo camino de reapertura.

En definitiva, nuestro país tiene una tremenda presión social para regresar a los trabajos, ya que de eso depende que una mayoría de personas puedan llevar alimento a sus casas; en un entorno laboral sin apoyo a los desempleados y con una elevada informalidad sin prestaciones.

El nobel critica la postura de Trump y con ello, en forma indirecta la de otros mandatarios, diciendo que “es una muy mala manera de pensar sobre la política económica en una pandemia”.

Dice: “¿Cuál es, después de todo, el propósito de la economía? Si su respuesta es algo así como: 'Para generar ingresos que permitan a las personas comprar cosas', se está equivocando. El dinero no es el objetivo final, es sólo un medio para un fin, es decir, mejorar la calidad de vida... ¿Sabe lo que también hace una contribución importante a la calidad de vida? No morir”.

Es categórico: “Si se abre demasiado pronto, corremos el riesgo de una segunda ola explosiva de infecciones, que no sólo mataría a muchos estadounidenses, sino que probablemente también forzaría un segundo bloqueo, incluso más costoso”.

Si esto afirma de los vecinos del norte, qué decir de México en donde la cobertura de salud es insuficiente y los hospitales están saturados en las ciudades en las que se esparció en mayor medida el virus. En términos estadísticos, la transmisión del Covid-19 continúa al alza y puede ser el peor momento para salir a las calles.

Concluye: “El trabajo más fundamental de cualquier líder es mantener vivo a su pueblo. Desafortunadamente, ese es un trabajo que Trump no parece interesado en hacer”. ¿Cómo evaluaríamos a López Obrador?

Si nos metimos en un encierro hace dos meses y ahora está peor, ¿por qué salimos? Tiene sentido desde la perspectiva de cubrir las necesidades básicas, pero de nada sirve si enfermamos o morimos. Mi propio corolario es obvio, tomemos todas las precauciones posibles; la búsqueda del dinero per se es irrelevante, si estamos muertos.

¿Cómo retomas la actividad? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y en Twitter: @albertotovarc

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.