menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Riesgos en el sistema de retiro?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Riesgos en el sistema de retiro?

23/10/2018

Cuando abordo el tópico de las pensiones y la importancia de aportar al sistema de retiro, sobre todo para los jóvenes, surgen comentarios sobre la falta de confianza de que los recursos alcancen a soportar la vejez e incluso se habla de un posible mal uso que se pudiera dar al dinero que los deje sin nada al final del camino laboral.

En ese asunto, la Consar entra por primera vez al tema de los riesgos y los pondera en términos de ocurrencia e impacto.

Demos un repaso a este concepto, empezando por los que dicha institución considera de mayor probabilidad y consecuencias graves. La Consar insiste en que la insuficiencia de las pensiones es lo preocupante, pues que los trabajadores queden insatisfechos porque no queden cubiertas sus necesidades básicas, redundaría en la desconfianza del sistema.

De hecho, en un documento dado a conocer la semana pasada, sugieren elevar la aportación, dependiendo del nivel salarial hasta llegar a 5.85 por ciento, en lugar del 1.125 actual. Para quienes tienen ingresos muy bajos, plantean fortalecer el subsidio con el fin de atraerlos a la formalidad.

Según este organismo, estas acciones permitirían aumentar el monto obtenido en la vejez.

Otro riesgo es que la estrategia de inversión de una o más Afores no esté “alineada” con su responsabilidad fiduciaria y repercuta en las ganancias del fondo.

En pocas palabras, que olviden hacer bien la chamba de administrar sus Siefores. En este sentido, sería fundamental la vigilancia de las autoridades y de los trabajadores para cambiarse si observan incumplimiento en el rendimiento neto esperado.

Un aspecto que vislumbran como de alta ocurrencia es una cobertura limitada al no incorporar a un porcentaje suficiente de personas por la estructura del mercado laboral, sobre todo por la informalidad.

Por el contrario, ven como improbable riesgos como que decisiones políticas desvíen a las Afores de la visión de largo plazo o que las instituciones tengan problemas de liquidez que les impida cumplir sus compromisos o un mal manejo de los recursos de la cuenta individual.

Difícilmente, quienes desconfían del sistema de retiro lo dejarán de hacer, pero lo que es una realidad es la urgencia de elevar las aportaciones para buscar una mayor pensión cuando llegue el momento.

Esto se agrava considerando a los que no cotizan por ser independientes o porque trabajan en la economía informal, peor si carecen de una estrategia para compensar esta falta de previsión.

¿Serán los pobres del futuro?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.