¿Quieres empezar a invertir y no sabes cómo?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quieres empezar a invertir y no sabes cómo?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Quieres empezar a invertir y no sabes cómo?

11/12/2018
Actualización 11/12/2018 - 11:17

La pregunta es recurrente: ¿Cómo empiezo a invertir? Y surge cuando se toma consciencia de que el dinero se va de entre las manos por la falta de control, la inflación y el bajo rendimiento de las instituciones financieras. Hace unos días me encontré un excelente artículo de Janet Bodnar, especialista en el tema de finanzas personales, en la revista Kiplinger, en el que sugiere un camino para contestar este cuestionamiento.

Ahí va la recomendación: “Inicia pronto, en pequeño y hazlo simple”.

Permítanme exponer mis razones del por qué la idea es valiosa y sobre todo en México.

Iniciar pronto significa hacerlo desde que te percatas de la importancia de invertir, al ser la manera de mantener tu patrimonio a salvo de la inflación y conservar el poder adquisitivo, obteniendo un rendimiento que al menos cubra la elevación de los precios. Cuanto más pronto comiences es mejor, pues se da un efecto de reinversión de intereses que te otorga un tremendo potencial al paso del tiempo.

Por ejemplo, si ahorraras de forma mensual 5 mil pesos a una tasa de 2 puntos porcentuales por arriba del crecimiento de los precios (equivaldría en este momento a un rendimiento anual de 7 por ciento), llegarías a acumular cerca de 2 millones y medio de pesos reales en 30 años. Claro, en el primer mes la ganancia sería de apenas 8 pesos, pero al final del periodo estarías recibiendo 4 mil de intereses.

Esto nos da pie a la siguiente observación: “En pequeño”. Es fácil desesperarse y argumentar: el banco casi no da rendimientos y tengo tan poco dinero, ni caso tiene. Entonces la frustración impide continuar el proceso.

En esta primera etapa los montos son irrelevantes, lo fundamental es empezar, aunque sea con poquito.

El tercer consejo es: “Hazlo simple”, es decir, olvídate de los modelos sofisticados de los mercados. Lo fundamental es generar el hábito de la inversión, iniciar con la capacitación, asimilar el riesgo, para que pronto puedas entrar a esquemas más complicados, siempre y cuando ya cuentes con la preparación e información suficiente.

En este periodo es posible arrancar con bancos de menor tamaño que tienden a dar una tasa superior a la de los grandes, un fondo de inversión de renta fija, a través de cetesdirecto.com o mediante alguna caja de ahorro, sólo cuidando la solvencia de la misma.

Es el primer paso, para luego convertirte en un experto y que el dinero trabaje para ti.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.