Mis decisiones en la era del coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mis decisiones en la era del coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mis decisiones en la era del coronavirus

20/05/2020
Actualización 20/05/2020 - 12:50

En enero, nadie en el mundo vislumbraba un cambio tan dramático como el sufrido con la pandemia y eso nos obliga a repensar las decisiones tomadas en el inicio del año. ¿Cómo enfrentar nuestro escenario de planeación?

Llamó mi atención que Jeff Bezos, el presidente y fundador de Amazon, quien sin duda ha sido una de las compañías ganadoras en la era del Covid-19, haya resuelto dejar de ocuparse en los proyectos innovadores para irse a solventar los problemas inmediatos, como son el manejo de los inventarios o los conflictos laborales.

El largo plazo se convirtió en un periodo de semanas, porque es imposible tener la mente en el próximo año, si 'la casa se está incendiando'. Primero apagamos el fuego y luego retomamos la creatividad.

Está en proceso una 'nueva normalidad' y nadie acierta a saber en forma integral cuál será, aún cuando la podamos imaginar. Todos queremos salir del tema del Covid-19, pero eso sólo se dará en el momento en que dos cosas sucedan: un tratamiento probado para tratar la enfermedad y/o una vacuna efectiva que limite su propagación.

Como estoy muy lejos de ser un experto en epidemias; les comparto una cita textual de un artículo reciente del periódico New York Times, en donde especialistas hablan sobre la evolución del virus: "debemos estar preparados para al menos otros 18 a 24 meses de actividad Covid-19 significativa, con puntos calientes que aparecen periódicamente en diversas áreas geográficas" .

Primero, ante la emergencia financiera, salvemos el corto plazo en cuanto a los compromisos por venir, como podría ser el gasto de los víveres, pago de renta, colegiaturas, medicinas, seguros, etcétera.

Abocarnos a la operación como lo hizo Jeff Bezos, revisando lo cotidiano, desde la perspectiva de flujo de gasto. En caso de que se haya perdido o suspendido la fuente de ingresos, ver opciones de cómo la arreglaremos. Analizar el patrimonio y las obligaciones de deudas ya contraídas. Arrancar una renegociación si no se les puede hacer frente.

Resuelto lo inmediato, el ejercicio de planeación habrá de ser con base en escenarios y si el pronóstico de los científicos es cierto, llevarlo a un horizonte de 18 a 24 meses. La gran pregunta, difícil para muchos, es ¿puedo desarrollar mi actividad como la he realizado hasta ahora?

Aquí hay implícito una posición de cambio. Es decir, ¿qué modificar para seguir siendo viable en mis finanzas?

La cuarentena no es para siempre; sin embargo, debemos entender que entraremos a una 'nueva normalidad'.

¿Qué decisiones importantes has tomado recientemente? Coméntame en Instagram: @atovar.castro Twitter: @albertotovarc

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.