Mi bolsillo y la política pública
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mi bolsillo y la política pública

COMPARTIR

···

Mi bolsillo y la política pública

10/09/2019
Actualización 10/09/2019 - 12:19

¿Cuál es el papel del Estado en la economía? Es una pregunta fundamental que al contestarla puede conducirnos a una gama de opciones que van desde un mandato autocrático, hasta uno de total anarquía. Por eso, la política pública tiene una función relevante en nuestro patrimonio.

Debemos reconocer que López Obrador ha entrado de lleno a asignaturas pendientes que los mexicanos sentimos como un pesado lastre: la corrupción y el dispendio de la administración gubernamental. En este caso, el presidente ha mostrado hasta ahora un compromiso por acabar con los latrocinios y ha impuesto una “austeridad republicana”.

Creo, sin embargo, que hay ingenuidad en pensar que mejorando 'únicamente' la política pública en estos dos ejes se resuelve lo demás, en donde el crecimiento es imprescindible para la viabilidad financiera de las personas.

El Estado se ha enfocado en ser rector y actor, reduciendo a su mínima expresión su responsabilidad como promotor. La desaparición de todos los apoyos para difundir la oferta mexicana en el exterior afectará tarde o temprano.

Siempre ha sido una disyuntiva el crecer o abocarse por completo a un esquema de redistribución de la riqueza; suelen ser objetivos contrapuestos en el corto plazo. Son el tipo de metas que deben de llevarse de manera paulatina a lo largo de los años y superan ampliamente el trabajo de un sexenio. Quererlo hacer rápido pude dañar al aparato productivo, al utilizar dinero que podría estar destinado a la infraestructura.

Ayuda tener un Estado paternalista que soporte a los jóvenes desocupados y a los viejitos, pero no es una solución de fondo. La respuesta está en hacer crecer al país para que fluyan los recursos a través del encadenamiento productivo; de otra manera, será insuficiente el Presupuesto para aguantar la carga en forma permanente.

Con esta participación termina la reflexión sobre cómo la política económica interviene en las finanzas personales; en las dos entregas anteriores abordamos las expectativas y la estabilidad y puedes revisarlas en www.elfinanciero.com.mx/opinion/alberto-tovar.

Lo importante es entender que además del carisma y honestidad de un gobernante está la conducción de la economía para generar equidad, pero también viabilidad sobre el futuro. Es básico procurar el crecimiento; dar oportunidades de empleo; permitir un salario con poder de compra; y establecer una base para el ahorro y la inversión. Es ahí en donde le pega a nuestros bolsillos.

¿Cómo calificarías la política pública del actual gobierno? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.