¿Hay oportunidad de inversión en el sureste de México?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Hay oportunidad de inversión en el sureste de México?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Hay oportunidad de inversión en el sureste de México?

06/12/2019
Actualización 06/12/2019 - 12:31

Hace unos días participé en un panel organizado por el Instituto Yucateco de Emprendedores en la ciudad de Mérida, del cual se desprenden para mí, una serie de reflexiones para tener en cuenta en los tiempos por venir.

El empuje de Yucatán y, en particular, de su capital, ha incentivado inversiones nacionales y foráneas, presentando en forma atípica un avance en las principales variables económicas, en contraposición con la tendencia del país.

Aquí un mensaje fundamental: México, por el momento, no está en una 'crisis', sino en una pérdida de dinamismo. La diferencia es relevante, porque implica que para 2020 veremos sectores y áreas geográficas en problemas, pero también algunas con franco crecimiento y enormes oportunidades de negocio.

Habrá de actuar local y pensar global. Es decir, considerar los recursos con los que se cuenta en el ámbito cercano y estar seguros de que los productos y servicios satisfacen una alta exigencia de primer mundo.

En efecto, el entorno se ve complicado para el próximo año; sin embargo, eso no exime la posibilidad de emprender y tener éxito. Lo importante es hacer un análisis serio del proyecto y que el business plan ayude a comprender el esfuerzo que significa.

El sureste es un claro caso de cómo los programas de gobierno pueden cambiar la perspectiva regional. De entrada, los ojos de López Obrador están puestos para apoyar dicha zona y aún cuando camine lento, las expectativas de los capitales adelantan la bonanza y ahora, el reto es administrarla en forma adecuada.

En términos de inversión personal vale la pena voltear hacia allá y evaluar si hay oportunidades para aprovechar; por ejemplo, el creciente y dinámico mercado inmobiliario.

Los empresarios tienen el enorme desafío de sacarle jugo a esta ola de optimismo, porque el riesgo es que sean otros quienes entren en el proceso.

Existe mucho por descubrir, pues trasciende a las 'simples' maquilas y comercio internacional; se trata de un encadenamiento global, en donde la plataforma de producción se encuentra esparcida por el mundo y habrá de pensarse cuál tramo es posible cubrir localmente.

Es sencillo, las empresas buscarán insumos que satisfagan sus requerimientos. El desarrollo de proveeduría deberá hacerse en forma independiente con el soporte del gobierno estatal.

Los malos tiempos no son para todos. Pongamos en el radar de los negocios y la rentabilidad al sureste.

¿Te gustaría invertir en Mérida?

Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.