Cuidado con la era digital, te puede hacer gastar más
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cuidado con la era digital, te puede hacer gastar más

COMPARTIR

···

Cuidado con la era digital, te puede hacer gastar más

12/09/2019
Actualización 12/09/2019 - 3:52

Internet y las aplicaciones de los móviles facilitan el aprendizaje y proporcionan herramientas para llevar mejor nuestras finanzas; empero, surge la duda de si este mundo digital induce también a elevar el gasto.

1.- Hace años una tarjeta de crédito animaba a usar el plástico con el slogan “con el poder de tu firma”; ahora bien se hablaría de “el poder de tu clic”

Son muy rápidas las transacciones en las tiendas en línea. Lo hacen cómodo las opciones como PayPal o funcionalidades como la de comprar con un sólo un botón en Amazon.

2.- Llegar a tu departamento y ordenar “Alexa, prende las luces, prepara un café y enciende el clima” conlleva a un costo adicional, porque los gadgets que permiten recibir instrucciones a través de Internet tienen un sobreprecio.

El concepto de “casa inteligente” cada vez está más desarrollado; la robótica y la automatización será pronto parte de lo cotidiano. Todo eso cuesta.

3.- El formato de venta se ha movido hacia las suscripciones y cuando menos te percatas tienes ya varios compromisos de pago; incluso repetidos con los mismos servicios, es el caso de las series, películas y música. Los máximos representantes son compañías como Netflix, Amazon Prime, YouTube Premium, Apple, Spotify, entre otros.

El sistema mensual también lo vemos para adquirir espacio en la nube, clases de piano, libros, revistas, software de oficina o diseños, por mencionar algunos.

Es sencillo decir “son sólo 200 pesos cada mes”, sí, pero multiplícalos por el número de productos y el monto alcanza a ser considerable.

4.- El estilo de vida cambia y el “home office” te lleva a gastar más en energía y si pensabas hacer de comer, ahora se facilita solicitar tus alimentos con las múltiples alternativas como Uber Eats, Sin Delantal o Rappi.

¿Para qué arriesgarse a una taxi de la calle?, es preferible con tu aplicación llamar a un vehículo con Uber, Cabify o DiDi. ¿Quieres comprar tus víveres?, encárgalos en CornershopApp o Rappi, con un costo de envío.

5.- Las tentaciones están al orden del día; sabemos que nos monitorean, de tal manera que en cada página abierta encontramos ofertas relacionadas con nuestros intereses.

Como dije en un inicio, hay una infinidad de oportunidades para mejorar las finanzas a través del mundo digital; sin embargo, también debemos estar conscientes de todos los estímulos a gastar. Habrá que de hacerlo en función de la capacidad de pago y ceñidos a los objetivos personales.

¿Cómo te va a ti con los gastos digitales? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.