¿Aprovechar las baratas en la era Covid?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Aprovechar las baratas en la era Covid?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Aprovechar las baratas en la era Covid?

13/08/2020
Actualización 13/08/2020 - 9:53

El impacto de la pandemia y la cuarentena han provocado una caída dramática en la demanda de una infinidad de productos, y ante un paulatino regreso a la actividad económica las empresas intentan deshacerse de inventarios y reactivar la atracción de sus clientes con una reducción importante de sus precios ¿Conviene aprovechar esas baratas?

1.- En principio, algo 'barato' no necesariamente es ahorrar, pues este concepto significa dejar de consumir para guardar el dinero. Podría ser válido si tuviésemos un gasto previsto y gracias a la rebaja nos permite depositar en una institución.

Por ejemplo, si se requiere ropa y del presupuesto establecido se destina un 50 por ciento menos para invertir, tiene sentido financiero. Empero, una tendencia natural es que las ofertas nos lleven a comprar más y utilizar una cantidad superior de recursos.

Las tiendas sacan su mercancía de temporada con descuentos considerables, porque saben que si nos las venden se quedarán con esas prendas. En algunas circunstancias, el consumidor deberá estar dispuesto a usarla hasta el siguiente año.

2.- Otro caso es la venta de autos que muestran 'facilidades', como tasas bajas en sus créditos o condonaciones de seguros. En particular, es recomendable preguntar cuál sería el precio si se adquiere de contado (aunque no lo piensen hacer).

Es muy probable que les den una cotización menor y eso implicaría que existe un costo financiero implícito. Es decir, el 'descuento de contado' más los intereses.

Sería imprescindible valorar si es adecuado tomar un compromiso en un momento en donde hay inestabilidad laboral y volatilidad de los ingresos.

3.- Los bancos promueven créditos hipotecarios con una reducción en sus tasas y facilidades en los costos asociados con la tramitación. Por una parte, buscan la rentabilidad, pero por la otra es resultado a la tendencia marcada por el Banco de México con su política monetaria.

Además de analizar la conveniencia de endeudarse a 15 o 20 años, podría ser una oportunidad para reestructurar pasivos de corto plazo de tasa alta y cambiarlo a uno de lapso largo y costo bajo; sin embargo, habría de evitarse el endeudamiento excesivo, o una sensación equivocada de liquidez.

4.- En el ámbito inmobiliario se están dando también facilidades, derivado del desplome del sector. Si se quieren aprovechar, sólo averiguar que el desarrollador tenga la solvencia para cumplir con los tiempos, porque algunos corren el riesgo de caer en problemas financieros e incluso quebrar.

¿Te interesan las ofertas en el Covid? Coméntame en Instagram: @atovar.castro Twitter: @albertotovarc

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.