Mis Finanzas y Coaching

Dinero inteligente: evita estos fallos

Alberto Tovar comparte algunas técnicas que te pueden ayudar a ahorrar, crecer tu patrimonio y evitar las deudas.

En el terreno de las finanzas personales, con frecuencia nos aferramos a creencias que asumimos incuestionables. Sin embargo, resulta esencial llevar a cabo una revisión que nos posibilite refinar nuestras tácticas de administración. Te invito a examinar algunas de ellas y a considerar la posibilidad de hacer cambios, si forman parte de tu práctica habitual.

1.- Promedios engañosos: administrarse con ingresos y gastos medios mensuales usualmente conduce a errores. Es preferible hacer el esfuerzo de un presupuesto más detallado.

2.- Las tandas para ahorrar: Si bien es un modo popular de forzarte a separar dinero del gasto es mejor hacerlo a través de una institución financiera que te ofrezca un rendimiento.

3.- Las ofertas tentadoras: adquirir artículos en descuento es estimulante, pero no implica ahorro si no se refleja en crecimiento patrimonial.

4.- Muchas tarjetas de crédito: hay beneficios de poseer varios plásticos, siempre que no induzcan compras impulsivas ni gastos excesivos.

5.- Ahorros vs. deudas en tarjetas: invertir teniendo deudas en tarjetas es el peor negocio del mundo; el rendimiento nunca compensará el costo del endeudamiento.

6.- Es preferible rentar casa: esta idea se ha extendido, pero debe evaluarse frente a la estabilidad que ofrece ser propietario.

7.- Pensar que vivir del endeudado es ‘normal’: el crédito debe emplearse solo cuando es esencial para adelantar un bien o servicio antes de tiempo.

8.- Siempre conviene pagar a meses sin intereses: aunque el costo financiero sea de cero, es recomendable verificar la capacidad de pago.

9.- El rendimiento es lo único que importa: esta creencia conduce a riesgos que pueden mermar el patrimonio. Mejor es optar por la diversificación.

10.- Elegir inversiones por rendimientos históricos: debemos analizar tendencias futuras, pues los desempeños pasados no garantizan los venideros.

11.- Los seguros son un gasto inútil: una protección adecuada puede resguardar de pérdidas significativas ante eventos catastróficos.

12.- Finalmente, uno de los errores más graves es manejar las finanzas sin pensar en el mañana; se debe disfrutar el presente, pero con la mira en el bienestar a largo plazo, preparándose para imprevistos y la vejez.

¿Cómo te valoras en la administración de tus finanzas? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y sígueme en el podcast Dinero y Felicidad, en Spotify, Apple Podcast, entre otros.


Alberto Tovar

Alberto Tovar

Economista, especializado en negocios y finanzas personales; certificado como coach de vida y equipos. Actualmente es el Director Regional de la Zona Norte de El Financiero. Ofrece conferencias, consultoría y coaching a organizaciones diversas.

COLUMNAS ANTERIORES

Finanzas personales: ¿lógica o impulso?
Retroalimentación efectiva: más que sólo críticas

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.