Mis Finanzas y Coaching

El factor conexión: más allá de las jerarquías

El secreto para alcanzar el éxito empresarial reside en la habilidad de las compañías para promover empatía, respeto mutuo y compromiso colectivo, opina Alberto Tovar.

La transformación en la gestión empresarial es imprescindible; es necesario migrar del tradicional paradigma de poder, fundamentado en estructuras jerárquicas y el control, hacia un modelo de conexión y colaboración, afirma Alejandro Molina, destacado psicólogo en desarrollo humano e innovación, socio fundador de Revitalización Organizacional y autor del libro “Factor Conexión” publicado por Editorial Lid.

Entrevistado en el Podcast “Dinero y Felicidad”, Alejandro expone que, ante la creciente volatilidad y complejidad del ámbito empresarial, el secreto para alcanzar el éxito reside en la habilidad de las compañías para promover una cultura de empatía, respeto mutuo y compromiso colectivo.

Subraya la importancia de establecer entornos laborales caracterizados por una comunicación abierta y transparente, elementos que catalizan el intercambio de ideas y fortalecen el espíritu de equipo. Este enfoque, asegura, es un vehículo hacia la satisfacción laboral y una productividad duradera, al hacer que los empleados se sientan más vinculados a su labor y alineados con los objetivos corporativos.

Insiste en que un contrato psicológico cimentado en la confianza y el respeto mutuo es fundamental para forjar una cultura organizacional sólida, en la que la dedicación a la misión de la empresa y el bienestar ocupe un lugar relevante.

El concepto de accountability, según explica, trasciende la mera rendición de cuentas para convertirse en un pilar de la colaboración sistémica, donde cada persona es consciente de su rol e impacto en la organización.

El engagement, argumenta, emerge cuando los integrantes de la compañía se sienten partes fundamentales de ella, identificados con sus metas y visión. Introduce la noción de mística como el apogeo de la conexión, logrado cuando sus miembros no solo desempeñan sus funciones, sino que imprimen su esencia personal en la organización, cultivando un entorno donde el trabajo en equipo sobrepasa la simple colaboración para transformarse en gozo, innovación y creatividad.

Alejandro también destaca el papel vital de la tecnología como soporte de este nuevo paradigma, pues integrada de manera óptima puede intensificar las conexiones humanas, favoreciendo la colaboración y una comunicación efectiva en todos los estratos. Enfatiza la elección y uso de herramientas que enriquezcan las interacciones, en vez de suplantarlas.

Si deseas escuchar la entrevista completa lo puedes hacer en el podcast “Dinero y Felicidad” en plataformas como Spotify y Apple Podcast, entre otras.

Te invito a compartir tus experiencias y reflexiones sobre la construcción conjunta de organizaciones más humanas y conectadas. Coméntame en redes sociales como LinkedIn, Instagram, o X.

Alberto Tovar

Alberto Tovar

Economista, especializado en negocios y finanzas personales; certificado como coach de vida y equipos. Actualmente es el Director Regional de la Zona Norte de El Financiero. Ofrece conferencias, consultoría y coaching a organizaciones diversas.

COLUMNAS ANTERIORES

IA en el trabajo: ¿innovación o invasión?
‘Silver surfers’: más allá de los 40 en el trabajo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.