Mis Finanzas

Cinco mitos sobre el endeudamiento

Alberto Tovar enumera las creencias equivocadas sobre el financiamiento, con el fin de reflexionar sobre cómo administramos nuestros pasivos.

El endeudamiento es uno de los principales aspectos de las finanzas personales que generan controversia, porque es una de las causas detrás de los quebrantos, pero bien manejado es un factor de crecimiento y éxito. Te enumero a continuación las creencias equivocadas, con el fin de reflexionar sobre cómo administramos nuestros pasivos.

1.- “Es normal estar endeudado”, falso. Algunos presuponen que tener un determinado nivel de crédito es lo común; sin embargo, en realidad, es un instrumento para obtener recursos cuando se carece de ellos, implica un costo y, por tanto, es recomendable valorar su uso.

En el colmo, hay quienes depositan en una inversión con un rendimiento muy pequeño y mantienen compromisos con tasas demasiado elevadas. Sería mejor liquidarlos si se tiene el dinero, procurando solo contar con una cantidad mínima para imprevistos.

2.- “Es un error endeudarse”, falso. Es una forma de adelantar un gasto que no puede ser sufragado en el momento presente y en ocasiones es necesario hacerlo, como sería en el caso de una enfermedad, el estudio, situaciones de emergencia, infraestructura familiar o para crecer en un negocio.

3.- “Es sano pagar por las deudas 30 por ciento de los ingresos”, falso. Es una regla que ha seguido de manera tradicional la banca como límite para otorgar créditos, pero dependerá de la persona.

Insisto, si se posee un capital no tiene sentido y si se trata de alguien con bajo nivel de ingresos que apenas alcanza para lo cotidiano, un 30 por ciento es excesivo. La respuesta a cuál es el límite manejable, está en función de la capacidad de pago y del uso de los recursos.

4.- “Endeudarse es improductivo”, falso. Bien utilizado, el financiamiento es una fuente de crecimiento e incluso de rentabilidad. Por ejemplo, si se adquiere una propiedad inmobiliaria a crédito, la plusvalía podría superar ampliamente el costo y hacerse de una ganancia significativa.

En el terreno de los negocios es obvio que el apalancamiento aplicado en forma adecuada ayuda a la expansión, si los proyectos emprendidos generan rendimientos mayores.

5.- “Comprar a meses sin intereses siempre conviene”, falso. Es básico verificar primero si el costo del financiamiento no está oculto en un sobreprecio del artículo, además de confirmar que el flujo es suficiente, pues ante la incapacidad de hacer frente a los gastos diarios, es fácil caer en el crédito con tarjeta, que es el más oneroso.

¿Cómo manejas tus deudas? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Alberto Tovar

Alberto Tovar

Economista, especializado en negocios y finanzas personales; certificado como coach de vida y equipos. Actualmente es el Director Regional de la Zona Norte de El Financiero. Ofrece conferencias, consultoría y coaching a organizaciones diversas.

COLUMNAS ANTERIORES

TikTok y el peligro de los créditos fáciles
Transforma tu gestión con el modelo SCORE

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.