Mis Finanzas

¿Estás en la misma página que tu pareja? ¿Es la correcta?

Formalizar la relación de pareja va más allá del enamoramiento, implica decidir sobre los ingresos que generan y conversar de temas financieros de casa.

El formalizar la relación de pareja va más allá del enamoramiento y compartir un lugar; implica decidir sobre los ingresos que generan, cómo se distribuyen y la viabilidad de largo plazo. Por eso, es trascendente estar “en la misma página” y descubrir si es la correcta.

Es fundamental conversar de temas financieros de casa y verificar que los objetivos individuales sean congruentes con los de la familia y si las acciones diarias van dirigidas a lograrlos.

El primer paso es preguntarse cómo quisieran estar económicamente dentro de algunos años y revisar si cuentan con un “colchón” para las contingencias; lo anterior, da el preámbulo para hablar a detalle de rubros específicos de finanzas personales y empezar a decidir al respecto.

1.- La incógnita es sencilla, ¿cuánto gastamos y cuánto ahorramos?; incluso, si están manejando cada uno sus recursos, es bueno saber el margen de maniobra que se tiene. Es peor, percatarse de la insolvencia cuando hay una crisis como la pérdida del empleo o en medio de una enfermedad.

De aquí es fácil derivar a un diálogo sobre cuál es el mejor camino para organizarse y si pueden evitar salidas excesivas, tomando acciones concretas para ello e ir formando un patrimonio en conjunto.

2.- Es conveniente platicar de gastos especiales en donde podría irse una cantidad mayor de dinero, como serían conceptos de diversión, vacaciones o compra de ciertos artículos o gadgets innecesarios.

Antes de eliminar o bajar montos, simplemente cuantificar para construir un presupuesto consensuado para este tipo de erogaciones.

3.- Otro tema crítico es el endeudamiento y es prudente revelar los niveles que tienen ambos, de tal manera que, si son demasiado altos, puedan ser liquidados a la brevedad, sobre todo si son de tarjetas de crédito.

4.- En cuanto a la inversión, es probable que tengan una percepción de riesgo diferente y por eso es importante entender en qué se están metiendo y acordar cuántos recursos designar a cada alternativa

Muchas veces se dice “yo confío en su resolución”, pero sugiero que además de apoyar el juicio de alguno de los dos, conozcan bien de qué se trata para evitar sorpresas. Debe estar claro, no sólo el destino, sino también la distribución del patrimonio; recuerda que poner el dinero por completo en una sola opción es muy peligroso.

En forma independiente de cómo se vayan a administrar, es recomendable una plática de los detalles y las consecuencias de ello. Ya sea viviendo como roomies o sumando los ingresos para decidir juntos.

¿Estás en la misma página que tu pareja? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

Alberto Tovar

Alberto Tovar

Economista, especializado en negocios y finanzas personales; certificado como coach de vida y equipos. Actualmente es el Director Regional de la Zona Norte de El Financiero. Ofrece conferencias, consultoría y coaching a organizaciones diversas.

COLUMNAS ANTERIORES

Protege tu patrimonio de un tsunami financiero
La Importancia de Construir una Marca Personal

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.