Alberto Muñoz

2024 : Cómo la IA, la cuántica, la robótica y tras tecnologías dejarán su huella

Alberto Muñoz enlista las innovaciones tecnológicas que podría traer el 2024, luego de que en 2023 el protagonista fue ChatGPT.

Mientras que ya hemos pasado el susto de que ChatGPT tomaría al mundo por asalto; de que Elon Musk todavía no tiene al humanoide perfecto; y que seguimos siendo más vulnerables a la dinámica de las cadenas de suministro internacionales, las ciencias aplicadas van empujando y respondiendo a las necesidades de consumo gracias a la innovación tecnológica. Mientras tanto, ¿Qué veremos en el 2024?

1. La Inteligencia Artificial Generativa (GenIA) se consolidará y será la plataforma para nuevos desarrollos.

La IA continúa siendo un campo en expansión, como lo ha sido desde hace más de 60 años, con nuevas oportunidades emergiendo tanto para grandes corporaciones como para pequeñas empresas y para nosotros los Ciudadanos Datificados. La IA Generativa, en particular, se destaca como una tendencia en alza de adopción. Ejemplos de desarrollos comerciales recientes, como ChatGPT de OpenAI, han catalizado un mayor interés en el sector. Se espera que en 2024, las empresas que hayan invertido en IA comiencen a centrarse en mejorar la experiencia en sus negocios utilizando estas tecnologías, incluyendo métodos más sofisticados para ir más allá de la simple generación de nuevos contextos en el mundo del language y el de las imágenes. La IA integrada en productos y servicios será cada vez más común, transformando la forma en que interactuamos con la tecnología en nuestra vida cotidiana. Aquí les comparto las grabaciones de un workshop recientemente organizado por mis alumnos del Tec de Monterrey y que puede ser útil como introducción.

2. Computación Cuántica

La computación cuántica, más allá que solamente relevante en al ámbito de la ciencia ficción, ahora comienza a captar una mayor atención de la industria. En 2024, se prevé que más organizaciones explorarán cómo esta tecnología disruptiva puede impactar en los negocios. Sin embargo, sus fechas de adopción masiva y a gran escala son aún inciertas. Los avances en este campo se centrarán en resolver problemas complejos en áreas como las finanzas, la investigación farmacéutica y sin duda, la ciberseguridad. El tema tomó particular relevancia durante el presente año con foros tanto en el Foro Económico Mundial y el mismo Vaticano, donde nuestro amigo, el Prof. Salvador Venegas tuvo relevantes participaciones.

3. Robótica

La robótica está avanzando hacia aplicaciones más versátiles y diversificadas. Apenas en el 2023 pudimos ver en concreto los alcances tan prometedores en teleoperación durante el XPrize ANA Avatar (en el que quedamos en 7o lugar a nivel mundial) y que generó una derrama importante en la rendición de cuentas de diversas inversiones en robots Humanoides. En 2024, se espera que los robots multipropósito, impulsados por avances en IA, comiencen a desempeñar roles más significativos en diversas y nuevas industrias y sectores. Esta evolución podría estar llevando a la robótica más allá de la manufactura tradicional y de meseritos robotizados, abriendo caminos en sectores como el comercio minorista y consolidando su presencia en el sector de servicios e incluso en la atención médica.

4. Blockchain

Aunque el Blockchain no ha alcanzado una adopción masiva, sigue siendo una tecnología clave en ciertas industrias, sobre todo ahora que el Nearshoring resurgirá ofreciendo alternativas diversas a la maquila tradicional, requiriendo escenarios de trazabilidad cada vez más exquisitos. En 2024, se espera que su uso se expanda en áreas como la seguridad de datos e identidades digitales, y no se diga en la ciberseguridad industrial. La descentralización y los contratos inteligentes seguirán siendo temas importantes en el desarrollo de esta tecnología, incluyendo la “trazabilidad en documentos” y la identidad y diferenciación en documentos generados con la citada IA Generativa.

5. Realidad Virtual, Aumentada, los Gemelos Digitales y el Metaverso

Aunque el interés en invertir en experiencias inmersivas ha disminuido ligeramente, la demanda y el interés en estos entornos 3D continúan siendo importantes. Otra vez, será Apple quién vendrá a dictar las reglas del negocio y veremos las sorpresas que nos dará con el “Vision Pro”, de lo que a finales de enero 2024 les podré platicar mis experiencias. Se anticipa que en 2024 habrá un enfoque continuo en el desarrollo de diversos metaversos y otras experiencias inmersivas, aunque su adopción masiva todavía enfrenta retos significativos.

El año 2024 se perfila como un período nuevamente emocionante en el ámbito tecnológico, con avances significativos en áreas como la IA Generativa, el Cómputo Cuántico, la Robótica de Servicio, el Blockchain y las experiencias inmersivas (realidad virtual y aumentada). Las organizaciones que logren integrar eficazmente estas tecnologías en sus operaciones podrán ofrecer experiencias mejoradas a sus clientes y empleados, marcando la diferencia en un mercado en constante cambio. Estas tendencias no solo influirán en cómo las empresas operan y compiten, sino que también tendrán un impacto profundo en nuestra vida cotidiana.

COLUMNAS ANTERIORES

El lenguaje como posible capital (¿Político?) Significados Simbólicos en el Relato de la Innovación
Nvidia GTC: la conferencia de la era de inteligencia artificial

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.