Alberto Muñoz

ChatGPT apenas cumple un año y cada vez escribe mejor y ya dibuja

La brecha entre la información existente y la relevancia inmediata de las plataformas generativas destacan la importancia de nuestra habilidad para procesar y contextualizar grandes volúmenes de datos.

ChatGPT, en su versión inicial, fue lanzado por OpenAI en noviembre de 2022. Producto de avances en inteligencia artificial y procesamiento del lenguaje natural, representa un hito en la aplicación de modelos de lenguaje a gran escala. Su principal objetivo es mejorar la interacción humano-computadora, ofreciendo una interfaz comunicativa natural y accesible. Diseñado para asistir en diversas tareas, desde responder preguntas hasta ayudar en codificación y educación, facilita el acceso al conocimiento y promueve la innovación y creatividad. Sirve además como herramienta de investigación en IA, explorando sus capacidades y ética, y abre nuevas vías para aplicaciones creativas y prácticas.

Recientemente, hemos sido testigos de dos eventos de significativa escala internacional en Gaza y Acapulco. Hasta el día de hoy, 29 de octubre de 2023, estos sucesos aún no habían sido incorporados en la base de datos de ChatGPT, limitando su capacidad de ofrecer respuestas directas sobre ellos. Sin embargo, podemos utilizarlo para inferir respuestas a partir de la información disponible hasta su última actualización en 2022.

Cuando le pregunté sobre las posibles consecuencias de un huracán categoría 5 en Acapulco, el sistema proveyó una respuesta detallada, destacando los severos daños estructurales, inundaciones, deslizamientos de tierra, interrupciones de servicios esenciales, impacto económico, desplazamiento humano, y efectos ecológicos. Esta respuesta refleja un análisis basado en conocimientos previos sobre huracanes y su impacto en regiones similares.

Al preguntarle sobre la posibilidad de un ataque terrestre de Hamas a un Kibutz en Israel, reconoció la naturaleza del conflicto israelí-palestino y la historia de hostilidades, señalando que, aunque es posible, tal ataque sería arriesgado debido a las capacidades defensivas de Israel. Esta respuesta se basa en un análisis histórico y geopolítico del conflicto.

Las teorías conspirativas y las predicciones computacionales difieren significativamente. Las primeras a menudo carecen de evidencia empírica y se basan en suposiciones, mientras que las segundas utilizan datos y modelos matemáticos para predecir posibles resultados. ChatGPT, y otras plataformas similares como Bard, son herramientas que sintetizan información disponible, permitiendo un análisis más sofisticado y fundamentado.

La brecha entre la información existente y la relevancia inmediata de las plataformas generativas destacan la importancia de nuestra habilidad para procesar y contextualizar grandes volúmenes de datos. Aunque estas herramientas pueden no conocer eventos específicos ocurridos después de su última actualización, su capacidad para inferir y analizar situaciones basadas en datos anteriores es invaluable. Este fenómeno subraya tanto la predictibilidad como la imprevisibilidad de los eventos mundiales y el papel crucial de la tecnología en nuestra comprensión de los mismos.

Su capacidad para ofrecer perspectivas basadas en información previa demuestra el poder y las limitaciones de la IA generativa en nuestra era de información rápida y a menudo abrumadora. En última instancia, estas herramientas nos ayudan a navegar y hacer sentido de un mundo complejo y en constante cambio.

Si desea explorar el potencial predictivo de la inteligencia artificial generativa de ChatGPT, realice usted su propio experimento: pregúntele sobre un suceso reciente que aún no se haya registrado en su base de datos, o formule una pregunta sobre un evento futuro que usted considere probable. Al hacerlo, evalúe la precisión y nivel de certeza de sus respuestas. Esta experiencia le brindará una perspectiva valiosa sobre las capacidades y limitaciones de ChatGPT en cuanto a predicciones y análisis de eventos. Una vez realizado, me encantaría conocer sus observaciones y conclusiones.

COLUMNAS ANTERIORES

Freud y la GenAI
2024 : Cómo la IA, la cuántica, la robótica y tras tecnologías dejarán su huella

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.