Violencia y endeudamiento, herencia para nuevos ediles de Guerrero
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Violencia y endeudamiento, herencia para nuevos ediles de Guerrero

COMPARTIR

···

Violencia y endeudamiento, herencia para nuevos ediles de Guerrero

Deudas millonarias, delincuencia e inseguridad son algunos de los problemas que heredarán las actuales administraciones municipales de Iguala, Teloloapan, Taxco y Cocula y Huitzuco.

Natividad Ambrocio
16/07/2018
Policía comunitaria en Teloloapan, Guerrero.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

IGUALA.-Deudas millonarias, nominas abultadas, laudos laborales, obras inconclusas, ambulantaje, basura, delincuencia e inseguridad, son algunos de los problemas que heredarán las actuales administraciones municipales de Iguala, Teloloapan, Taxco y Cocula y Huitzuco de la región norte del estado a los alcaldes electos. En el caso de Huitzuco, las problemáticas serán atenidas por el mismo edil, quien fue reelecto en las pasadas elecciones.

Los alcaldes salientes de estos ayuntamientos terminan su función el 29 de septiembre próximo y, por estos problemas, las nuevas administraciones podrían fincarles responsabilidades legales y jurídicas a los ediles, secretarios y a sus regidores por las irregularidades que localicen en las auditorías y entregas recepciones.

El tema de la violencia será uno de los mayores retos que habrán de enfrentarse los nuevos alcaldes de los municipios de Iguala, Teloloapan, Taxco, Cocula y Huitzuco, debido a que no cuentan con una policía municipal armada, lo cual entorpece el combate al crimen organizado.

Por otro lado, los nuevos ediles deberán lidiar con los delitos del fuero común como es el caso de asalto a mano armada, robo de vehículos, robó a casa habitación y negocios.

Se enfrentarán, a su vez, a la problemática generada por los laudos millonarios, derivados de las demandas laborales por despidos injustificados, lo que será una limitante para la realización de obras con recursos propios.

De igual forma, los municipios deberán atender las obras inconclusas, irregularidades detectadas en la falta de pago de impuestos a la federación y estado como el caso del Impuesto Sobre la Renta (ISR), así como una mala imagen el incremento del ambulantaje, de la basura y la inseguridad.