Trump dice ser duro con México en TLCAN porque no frena migrantes
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump dice ser duro con México en TLCAN porque no frena migrantes

COMPARTIR

···

Trump dice ser duro con México en TLCAN porque no frena migrantes

El mandatario estadounidense consideró ridículo que con 'las más fuertes leyes migratorias' México no pudiera evitar el paso de los migrantes hacia EU.

Redacción
22/06/2018
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió que la postura dura que ha tomado en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es una represalia contra México por no lograr frenar la migración centroamericana.

“México está haciendo 100 mil millones de dólares al año a expensas de nosotros por el terrible TLCAN, y estoy siendo duro. Una de las razones por las que estoy siendo duro, es porque ellos no hacen nada por nosotros en la frontera”, dijo.

Consideró ridículo que con “las más fuertes leyes migratorias” México no pudiera evitar el paso de los migrantes, quienes atraviesan el país “como si fuera Central Park”.

“Francamente ellos alientan a la gente para caminar por México hacia Estados Unidos, porque sus narcotraficantes, sus traficantes de personas, sus coyotes, son algunas bellezas. México no está haciendo nada por nosotros, excepto tomar nuestro dinero y enviarnos drogas”, dijo en una reunión con su gabinete.

Más tarde, en su cuenta de Twitter, el mandatario reiteró la necesidad de mantener seguras las fronteras, o advirtió, millones de personas migrarán a su país.

“Tenemos que mantener fronteras fuertes o ya no tendremos un país del que podamos estar orgullosos”, escribió.

A un día de echar abajo la separación de familias, el mandatario informó que solicitará a su gobierno actuar rápido para reunir a las familias migrantes separadas desde abril pasado, situación que ha afectado a más de dos mil menores.

“Estoy ordenando al Departamento de Salud y Servicios Humanos, al de Seguridad Nacional y al de Justicia que trabajen para mantener juntas a las familias de inmigrantes ilegales y reunir a esos grupos que antes estaban separados”, indicó en la reunión con su gabinete.

Reconoció que existen lagunas legislativas que impiden resolver el problema de fondo, y señaló a los demócratas como los responsables de no poder asegurar la frontera.

“Mi gobierno está actuando con rapidez para abordar la crisis de inmigración ilegal en la frontera sur. Lagunas en nuestras leyes de inmigración, todas apoyadas por demócratas extremistas de la frontera abierta”, reclamó.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) echó a andar la orden ejecutiva de Trump y aseguró que mantendrá la unidad de las familias migrantes y se buscará reunificar a los menores bajo su custodia.

Pero la política de Tolerancia cero continúa, por lo que la Patrulla Fronteriza mantendrá las detenciones de quienes crucen la frontera sin documentos para someterlos a un proceso criminal, por violar la ley migratoria.

Mientras eso sucedía, La Cámara de Representantes tumbó, con 193 votos a favor y 231 en contra, el proyecto de ley migratoria de los republicanos más radical, financiaba el muro fronterizo y una solución temporal a los jóvenes indocumentados, conocidos como dreamers.

Ante ello, el mandatario reprochó en su cuenta de Twitter que los demócratas no aceptan un proyecto, ya sea por seguridad o “por corazón” y aseguró que al partido opositor no le interesa votar ninguna propuesta.

“No se puede aprobar la legislación sobre inmigración ya sea por razones de seguridad o por cualquier otra razón que incluya “corazón”, sin obtener los votos. El problema es que no les importa la seguridad… ¡ no votarán por nada!”, reclamó.