Tribunal electoral ratifica a profesor de la Sección 22 como alcalde de Tlaxiaco
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tribunal electoral ratifica a profesor de la Sección 22 como alcalde de Tlaxiaco

COMPARTIR

···

Tribunal electoral ratifica a profesor de la Sección 22 como alcalde de Tlaxiaco

Gaudencio Ortiz Cruz asumirá el cargo tras la resolución del Tribunal Electoral de Oaxaca.

Alfonso Cruz | Corresponsal
13/02/2019
Actualización 13/02/2019 - 14:17
Gaudencio Ortiz Cruz
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

OAXACA.- El Tribunal Electoral de Oaxaca (TEE) ratificó este miércoles al profesor de la Sección 22, Gaudencio Ortiz Cruz, como alcalde de Tlaxiaco; era suplente de Alejandro Aparicio Santiago, asesinado el pasado 1 de enero, hora y media después de haber tomado posesión en el cargo.

Tras la presentación de un recurso legal, el alcalde suplente abanderado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pidió al órgano electoral hacer válido el nombramiento y su incorporación oficial junto con el Cabildo, que convoó a sesión este jueves a efecto de dar a conocer el resultado de la definición legal.

El alcalde dijo a El Financiero que buscará la incorporación de los regidores inconformes que presentaron una denuncia ante el Tribunal para convocar a nuevas elecciones; “vengo a sumar, a seguir con el proyecto de Alejandro Aparicio”, aseguró.

Asimismo, sostuvo que presentará una licencia por tres años, para dejar su plaza como supervisor escolar y dedicarse de lleno a la administración municipal; “el tiempo que dure como presidente municipal, es el tiempo que estaré con licencia en el magisterio, no voy a devengar el salario en ambos lados”, insistió.

Alejandro Aparicio Santiago y Perfecto Hernández, edil electo y síndico municipal, fueron asesinados la mañana del primero de enero de este año, media hora después de haber tomado protesta en el cargo; se dirigían a un primer recorrido en la oficina de agua potable de Tlaxiaco cuando un solitario suelto les disparó a quemarropa.