Morena plantea quitar mando de Guardia Nacional a militares y dárselo a Seguridad Pública
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Morena plantea quitar mando de Guardia Nacional a militares y dárselo a Seguridad Pública

COMPARTIR

···
menu-trigger

Morena plantea quitar mando de Guardia Nacional a militares y dárselo a Seguridad Pública

bulletEl coordinador de Morena en la Cámara de Diputados dijo que su partido ha propuesto cambios en el planteamiento de la guardia para destrabar el debate en el Congreso sobre su creación.

Víctor Chávez
20/12/2018
Actualización 20/12/2018 - 15:50
Ejército.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, adelantó este jueves que su grupo parlamentario propuso ya cambios para destrabar el debate y alcanzar consensos para la reforma constitucional que propone la creación de la Guardia Nacional, entre los que destacan que el mando quedaría bajo la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y el Senado podría disolverla cuando lo considere necesario.

Delgado explicó que uno de los cambios fundamentales es “que en el diseño constitucional, el mando de la Guardia Nacional va a quedar bajo la Secretaría de Seguridad Pública (SSP); y todo el régimen interno, de ascensos, de disciplina y organización será a cargo de la Defensa Nacional”.

De acuerdo con Delgado, la Guardia Nacional será una institución híbrida, con disciplina y organización militar, pero cuya actuación será 100 por ciento en el ámbito civil, bajo el mando de la SSP.

Indicó que “de manera transitoria, va a quedar la Guardia adscrita a la Secretaría de la Defensa Nacional por los primeros cinco años; de tal manera que de carácter permanente, o sea, en su carácter permanente dentro de la Constitución, en el texto constitucional, la Guardia Nacional quedará bajo el mando de la Secretaría de Seguridad Pública, pero de manera transitoria, en los próximos cinco años, quedará adscrita a la Defensa Nacional”.

En principio, y en respuesta a las críticas de los partidos de oposición y de las organizaciones civiles, adelantó que se propone poner 'contrapesos' a la Guardia Nacional, mediante una modificación que establece que el Senado de la República podrá disolver a la Guardia si no da resultados.

“Hay muchos cambios y se introduce, por ejemplo, una reforma al artículo 73 constitucional para que haya un contrapeso político, y el Senado podrá disolver la Guardia Nacional”, dijo.

Mario Delgado explicó que el Senado podría disolverla cuando lo considere conveniente. Además, detalló que la guardia tendrá que rendir informes al Congreso, y en tres años se hará una evaluación de sus resultados.

Anteriormente, el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara baja advirtió que la creación de la guardia llevará al abandono de los cuerpos policiacos federales, estatales y municipales.

Líderes parlamentarios del PRI, PAN y PRD en la cámara coinciden en que la Guardia Nacional no contempla con seriedad la profesionalización de las policías.

Por su parte el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, alertó que “el replanteamiento que se propone sobre las características y funciones de la Guardia Nacional representan una respuesta parcial e incompleta a la problemática de violencia e inseguridad que enfrentamos, y generaría el riesgo de que se vulneraran los derechos humanos”.

Señaló que también han atendido otros temas, “por ejemplo, se habla mucho de que en esta reforma no se atendía a las policías estatales y municipales. Sí, efectivamente era otro el objetivo de esta reforma constitucional, pero se está incluyendo un artículo transitorio para premiar la formación de las policías estatales y municipales, porque también son muy necesarias en este diseño que hay en materia de seguridad pública, donde habrá coordinación también con la Guardia Nacional”, mencionó.

Otro cambio más, señaló, es que la guardia quedará formalmente constituida cuando se apruebe la reforma, pero su entrada en operación deberá esperar hasta que se apruebe la Ley Orgánica, “como garantía de que se van a hacer las cosas como se deben de hacer”.

Además“se plantea un plazo de 60 días para que el Congreso tenga esta Ley Orgánica, y ya todos los detalles de la operación de la Guardia estén garantizados en su ley, que entre otras cosas, habrá una ley para regular el uso de la fuerza”.

Con esos cambios, “vamos a tener la discusión en la Comisión de Puntos Constitucionales, donde se van a introducir dichos cambios en el dictamen”.

Sin embargo, la Comisión de Puntos Constitucionales inició sus trabajos entre manifestaciones e irrupciones de protesta de la organización civil Colectivo Seguridad sin Guerra, que evitó el arranque de los trabajos, rayoneó las mamparas del evento, con consignas de “!Aquí no se escucha!”, “¡No a la militarización!”.

Aunque después pudo comenzar la sesión, ante los desacuerdos la Comisión declaró un receso para revisar las propuestas de modificación de Morena y reanudarán trabajos esta tarde.