Suspenden servicio de transporte público en Acapulco por ataques de la delincuencia
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Suspenden servicio de transporte público en Acapulco por ataques de la delincuencia

COMPARTIR

···

Suspenden servicio de transporte público en Acapulco por ataques de la delincuencia

Los conductores de las unidades en la zona poniente de la región decidieron frenar las operaciones debido al asesinato de dos de sus compañeros, además del incendio de varios de sus vehículos.

Enrique Villagómez /corresponsal
11/10/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Chóferes del servicio público de transporte suspendieron este viernes sus actividades hacia colonias ubicadas en la zona poniente de Acapulco, como medida de seguridad contra los ataques violentos que han sufrido por parte de supuestos integrantes de grupos delictivos.

La medida afecta seriamente a miles de usuarios del servicio urbano, suburbano, colectivo y foráneo que cubre rutas hacía unas 50 colonias y poblados de esa área de Acapulco, entre los que se encuentran los balnearios de Pie de la Cuesta y la barra de Coyuca.

Durante los últimos días, supuestos integrantes del crimen organizado han quemado al menos seis unidades del transporte público entre camiones urbanos y Urvans, además de asesinar a dos chóferes y desaparecer a otros tres, sin que las autoridades hayan podido detener a los responsables.

El lunes, concesionarios, conductores y familiares realizaron una multitudinaria marcha por la zona turística de Acapulco para exigir a las autoridades de los tres niveles de gobierno que detengan a los integrantes de bandas delictivas como Los Capuchinos y Los Virus, por ser los responsables de las extorsiones, ataques, desapariciones y asesinatos en contra de los trabajadores del volante.

Como respuesta a esa protesta, algunas unidades del transporte fueron quemadas, provocando temor entre los usuarios que fueron bajados de forma violenta por los delincuentes, mientras que dos chóferes fueron asesinados y tres más aún permanecen en calidad de desaparecidos.

Mientras que el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, atribuyó esta nueva escalada de violencia a la disputa que mantienen dos bandas de crimen organizado que se pelean el control territorial, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román, afirmó conocer 'desde donde operaban los delincuentes', pero puntualizó que es responsabilidad de la Fiscalía General del Estado, detenerlos.