Subordinado de Murillo Karam, ligado a compra de Pegasus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Subordinado de Murillo Karam, ligado a compra de Pegasus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Subordinado de Murillo Karam, ligado a compra de Pegasus

bulletMexicanos contra la Corrupción y la Impunidad dijo que Luis Fernando Ayala Puente era socio de una empresa ligada a la compra, por la PGR, del software.

Redacción
20/02/2018
Actualización 21/02/2018 - 1:20
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- Un funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR) fue socio fundador de una compañía ligada a la venta, en 32 millones de dólares, del software espía Pegasus, publicó este martes Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Se trata de Luis Fernando Ayala Puente, quien trabajaba en la oficina encargada de custodiar los bienes decomisados a delincuentes durante la titularidad de Jesús Murillo Karam.

Fue socio fundador de la empresa CITELAE del Centro, la cual registró el nombre y el logotipo de Balam Seguridad Privada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

De acuerdo con la investigación de la organización, en octubre de 2014, una empresa filial de Balam, de nombre Grupo Tech Bull, obtuvo de la PGR un contrato por 32 millones de dólares (450 millones de pesos de entonces) para surtir Pegasus, el cual ha sido utilizado para infectar teléfonos de defensores de los derechos humanos, políticos de oposición y periodistas.

Cuando se asignó el contrato de Pegasus a Tech Bull, Ayala Puente tenía ocho meses de haberse incorporado como funcionario de segundo nivel en la PGR.

Pegasus fue desarrollado por la empresa israelí NSO Group y habría sido utilizado para espiar a periodistas y activistas a través de sus teléfonos celulares según informó una investigación del instituto Citizen Lab de la Universidad de Toronto.

Entre quienes denunciaron que recibieron el link, con el que se instalaba el programa y se apropiaba de la cámara y micrófono del celular, está Carlos Loret, Carmen Aristegui, abogados de los padres de los 43 normalistas desaparecidos, entre otros.

En una carta enviada a El Financiero Bloomberg, Ayala Puente negó tener contacto ni relación con la empresa Balam y sus socios.

Señaló que en la PGR se desempeñó como director de área de la Dirección General de Control y Registro y Aseguramientos Ministeriales (DGCRAM) de 2014 a 2016 por lo que, debido al reglamento, no pudo participar en ninguna compra, contratación o adquisición.

"Mucho menos de actividades sustantivas que deriven que en mi responsabilidad pudo haber influido siquiera en la compra de cualquier sistema o insumo, antes, durante o después de mi tránsito por ese cargo", indica en el texto.

Y niega "haber ayudado, beneficiado o apoyado a cualquier empresa" desde el ámbito de sus funciones en cualquier compra.