Solo la mitad de los migrantes que recibieron tarjetas de visitante quiere quedarse en México: ACNUR
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Solo la mitad de los migrantes que recibieron tarjetas de visitante quiere quedarse en México: ACNUR

COMPARTIR

···

Solo la mitad de los migrantes que recibieron tarjetas de visitante quiere quedarse en México: ACNUR

El organismo de Naciones Unidas señaló que entre las razones de esta postura es por el largo proceso para solicitar asilo o porque la meta de los migrantes es llegar a EU.

Ángeles Mariscal
05/02/2019
Actualización 05/02/2019 - 16:34
Las tarjetas fueron entregadas por razones humanitarias
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CHIAPAS.- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) informó que solo el 46 por ciento de los migrantes que han obtenido las tarjetas de visitante por razones humanitarias, que les permite trabajar en México, quieren quedarse en el país.

Entre las razones por las cuales las personas no solicitan asilo en el país se encuentran la desinformación o el desconocimiento, porque están en tránsito hacia otro país, porque están considerando hacerlo o porque el procedimiento es largo.

Por ello, el organismo señaló que solo el 7 por ciento de las personas entrevistadas dijo haber solicitado asilo en México.

ACNUR destacó que el 63 por ciento de las y los migrantes salieron de sus naciones de origen porque fueron víctimas de la violencia o por el temor a sufrirla, mientras que 7 de cada 10 señalaron que de regresar a su país sus vidas estarían en peligro.

El organismo explicó que el estudio se hizo con una muestra de 409 entrevistas, que representan un total de 988 personas, realizadas entre el 21 y 25 de enero.

De las personas que se encontraban en el Puente Internacional de Ciudad Hidalgo, Chiapas, para hacer el trámite y entrar de manera legalizada al país, el 35 por ciento había llegado en la caravana que salió a principios de enero de Honduras. El resto llegó a la frontera en grupos más pequeños, atraídos por la noticia de la nueva política migratoria mexicana.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador acordó entregar tarjetas de visitante por razones humanitarias para regular la situación migratoria centroamericanos.

El documento, de un año de vigencia y renovable, permite que los migrantes transiten por el país y puedan acceder a un empleo.

El organismo también destacó que 7 de cada 10 migrantes laboraban en sus países de origen, siendo estos, en su mayoría, Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua. Sin embargo, la gran mayoría trabajaba como empleados informales, vendedores ambulantes, independientes o como personal de servicio doméstico.

Un dato adicional señala que el 55 por ciento de los migrantes tiene como grado máximo de estudios la educación primaria; el 30 por ciento la secundaria o bachillerado, y el 7 por ciento no cuenta con ningún estudio.

Por otra parte, el 13 por ciento de las mujeres migrantes de entre 12 y 55 años están embarazadas o en periodo de lactancia; el 8 por ciento tiene una condición médica seria; y el 9 por ciento de las personas entrevistas eran los cuidadores únicos de sus hijos o hijas.

El organismo señala que “estos hallazgos permiten ver que la mayoría de las personas que están ingresando al país por esta frontera, ya sea en grandes grupos o en grupos pequeños, tienen necesidades de protección como refugiados, pues han salido de sus países por situaciones de violencia o persecución”.

Al momento, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha entregado casi 12 mil tarjetas de visitantes por razones humanitarias. Más de la mitad de esta población ha reiniciado su viaje hacia Estados Unidos.