Solo con espionaje se puede saber quién maneja cuentas ‘bots’: expertos en informática
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Solo con espionaje se puede saber quién maneja cuentas ‘bots’: expertos en informática

COMPARTIR

···
menu-trigger

Solo con espionaje se puede saber quién maneja cuentas ‘bots’: expertos en informática

bulletEspecialistas indicaron que para obtener los nombres de quienes supuestamente están tras la campaña negra contra AMLO se necesitan aparatos de inteligencia, espionaje o intervenciones telefónicas.

Redacción
05/11/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El estudio que presentó el Gobierno federal para responsabilizar de las “campañas negras” en redes sociales a Luis Calderón Zavala, Aurelio Nuño y Juan Carlos Romero Hicks, deja mucho que desear porque “es muy difícil saber, salvo que sea espionaje, quién maneja una ‘granja de bots’”, señalaron expertos en redes sociales e informática.

Rossana Reguillo, maestra en Comunicación por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), dijo que este asunto es “muy delicado” porque se están manejando el nombre de personas.

En ese sentido, la maestra en periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG) y socióloga por la UNAM, Mónica Loya Ramírez, consideró que si bien las redes sociales son herramientas para contribuir a la transparencia de asuntos públicos y de interés general, estas “no deben servir para lanzar amenazas y poner en riesgo vidas humanas”.

Al respecto, Rossana Reguillo opinó que “es muy delicado” que se den a conocer los nombres de personas que supuestamente están detrás de estas campañas en redes sociales porque esos datos “no provienen de las redes, sino de otros mecanismos como aparatos de inteligencia, espionaje o intervenciones telefónicas”.

Por separado, “Alberto”, administrador de la cuenta @LoQueSigue_ y especialista en análisis de redes sociales, comentó que el informe del presidente López Obrador sobre el comportamiento de las redes sociales respecto a los hechos recientes por el caso Sinaloa “es parcial, poco profesional y sesgado políticamente”.

Aseguró que incluso hay datos inverosímiles, otros que no se pueden probar y algunos más que se omitieron, todo muy probablemente usado claramente con fines políticos a favor de su gobierno.

“Considero que es un informe que está sesgado políticamente, es parcial y le faltó información. Hay cosas ciertas. Sí participaron las cuentas que ellos dicen, pero no coincido con la identificación de personas porque (con las herramientas que dicen que usaron) no es posible saber quién está detrás”, anotó.

En la conferencia matutina de ayer, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador responsabilizó al exsecretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño; al coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, y a Luis Calderón Zavala, hijo del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, de haber sido los responsables de atacar a periodistas en redes sociales con el uso de bots, el pasado 31 de octubre.

Los aludidos acusaron al presidente de “mentir”, de “pretender distraer a la opinión pública” y hasta de “querer esconder su fracaso”.

El pasado 31 de octubre, después de la ríspida conferencia matutina de López Obrador, en la que el titular del Ejecutivo arremetió contra periodistas, y hasta el domingo 3 de noviembre, aparecieron en redes sociales, principalmente Twitter, los hashtags #PrensaProstituida, #PrensaSicaria y #PrensaCorrupta.

Alejandro Mendoza Álvarez, titular de la Unidad de Información, Infraestructura Informática y Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Seguridad y

Protección Ciudadana, fue el encargado de presentar el estudio, en el que se explica que apenas 28 mil 161 usuarios utilizaron Twitter para denostar a la prensa, cuando existen 6.9 millones de usuarios activos en todo el país en esta red.

Rossana Reguillo anotó que la información del gobierno “no se deriva de un análisis de los medios”, y subrayó que “no se puede llegar a esas personas (bots), porque tendría que haber una labor de inteligencia”.

El administrador de la cuenta @LoQueSigue_ señaló que “lo que sí queda claro es que están desinformando, porque es muy difícil saber quién está detrás. Sólo se pudiera saber si se le pide a Twitter esa información, pero es mediante orden judicial”.