Se compraron 500 mil alarmas a Seguritech... 200 mil no funcionan
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se compraron 500 mil alarmas a Seguritech... 200 mil no funcionan

COMPARTIR

···

Se compraron 500 mil alarmas a Seguritech... 200 mil no funcionan

Jesús Orta Martínez, secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, detalló que de las 500 mil, se quedaron embodegadas en las alcaldías 100 mil.

Héctor Gutiérrez
18/01/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Jesús Orta Martínez, secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, dio a conocer que de las 500 mil alarmas vecinales que se adquirieron durante la administración anterior a la empresa Seguritech, SA de CV, 200 mil están inservibles.

Detalló que de las 500 mil, se quedaron embodegadas en las alcaldías 100 mil; es decir, no fueron entregadas por los entonces jefes delegacionales.

Señaló que de estos cien mil equipos no entregados, 40 mil no sirven, por lo que se prepara su devolución a Seguritech, empresa que, mediante una adjudicación directa, obtuvo el contrato por más de dos mil millones 318 mil pesos.

“Si Seguritech no nos acepta la devolución de estos equipos que no sirven, estaremos en posibilidad de iniciar una demanda en su contra por incumplimiento del contrato”, aseguró el funcionario en entrevista.

Pero aún hay más: de las 400 mil alarmas que sí fueron entregadas a vecinos de la capital, Orta Martínez apuntó que actualmente el 40 por ciento de ellas tampoco funciona; es decir, otros 160 mil equipos.

Sobre estos artefactos, el jefe de la policía señaló que “en algunos casos la reparación no es tan difícil o costosa y podremos arreglarlos, pero en otros los equipos están inservibles y tendremos que sustituirlos”.

Con el contrato número SSP/BG/A/075/2014, la Secretaría de Seguridad Pública del entonces Distrito Federal decidió comprarle a la empresa Comunicación Segura, SA de CV, empresa filial de Seguritech, 501 mil 118 alarmas vecinales –unas cajas amarillas que, con letras grandes, dice: “Alarma vecinal”, y más abajo su marca: “Seguritech”.

Este dinero, de acuerdo con el contrato, se pagó en abonos diferidos hasta 2018, con un pago inicial, en 2014, por 429 millones de pesos; el resto, en tres pagos anuales por 472 millones 486 mil 104 pesos y 16 centavos cada uno, y un último pago anual, en 2018, por 472 millones 491 mil 891 pesos y 98 centavos.

Es decir, que si se calcula el monto de las alarmas vecinales que hoy no funcionan, entre las que se entregaron y las que no se entregaron, resulta una cantidad superior a los 800 millones de pesos de inversión a la que no se le puede sacar ningún provecho.

El jefe de la policía fue enfático al señalar que “las alarmas que no funcionan, definitivamente se tendrán que devolver a esta empresa para hacer lo que corresponda con el proveedor”.

Señaló que, en algunos casos, se tratará de resolver el problema de su funcionamiento, pero hay otras, muchas, que de plano no sirven y serán devueltas.

Juan Manuel García Ortegón, director del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5) de la Ciudad de México, dio a conocer que de los 15 mil 310 postes en los que hay instalados equipos, en mil 729 se presenta alguna falla.

Explicó que en 715 casos estas fallas se presentan en cámaras de videovigilancia (las imágenes que captan no es posible distinguirlas); en 889 en altavoces utilizados para emitir mensajes a la ciudadanía, principalmente la alerta sísmica, y 125 en los botones de auxilio.