Nacional

Legisladores y expertos celebran freno a ‘Ley Bonilla’

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación señalaron que la sentencia sienta bases para evitar que autoridades cambien reglas para perpetuarse.

Dirigentes de partidos, legisladores, titulares de organismos autónomos y políticos en general celebraron el freno y rechazo que hizo la Suprema Corte de Justicia a la llamada 'Ley Bonilla', con la que el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, pretendía ampliar de dos a cinco años su mandato.

Desde octubre de 2019 el PAN, PRD y MC promovieron por separado acciones de inconstitucionalidad a la ampliación del morenista, luego de que el Congreso de Baja California reformara la Constitución local para extender su periodo en el cargo.

Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente de Morena, dijo: "saludo la sentencia de la Corte. No podía permitirse una reforma ilegal".

Marko Cortés, del PAN, calificó de histórica la decisión y dijo que se fortalecen la democracia y el Estado de derecho.

El lunes, el pleno de ministros de la Suprema Corte declaró por unanimidad de 11 votos la inconstitucionalidad de la llamada 'Ley Bonilla'.

El ministro presidente Arturo Zaldívar acusó que la reforma legislativa que dio origen a dicha ley resulta un "gran fraude" postelectoral y a la Constitución, además de que representa un "ilícito constitucional atípico", fraguado y maquinado desde el Congreso de Baja California mediante un "efecto corruptor" que manipuló la Constitución federal y los principios de la democracia.

El ministro José Luis González apuntó que la reforma, impulsada por Morena en el Congreso de Baja California, resultó en un "atropello" a derecho al voto libre, secreto y directo.

Los ministros resolvieron que esa reforma violó el periodo de veda legislativa; los derechos a votar y ser votado; los principios de certeza jurídica, certeza electoral, elecciones periódicas y no reelección, así como la prohibición de retroactividad en la aplicación de la ley.

"Todas estas consideraciones son muy graves y cada una de ellas por sí misma sería suficiente para declarar la invalidez de la reforma impugnada" dijo el ministro Zaldívar.

Agregó que todas esas consideraciones inter-relacionadas ponen de manifiesto el fraude a la Constitución y el efecto corruptor que pretendió burlar la voluntad popular, pues el Congreso de Baja California alternó los resultados de un proceso electoral concluido al decretar por ley que un gobernador electo por dos años ejercería el cargo por cinco.

Los ministros estimaron que ni una supuesta consulta popular (como la que se hizo en octubre pasado para validar la reforma) ni la pandemia por el COVID-19, pueden ser usados para convalidar la violación a la voluntad popular con pretextos o excusas metaconstitucionales.

La resolución de la SCJN se dio en el marco del análisis de la acción de inconstitucionalidad 112/2019 y sus acumuladas 113/019, 114/2019 y 115/2019, promovidas por el PAN, PRI, PRD y MC, así como la CNDH.

En ellas se impugnó la reforma al artículo octavo transitorio del decreto 112 de la Constitución de Baja California, aprobado el 8 de julio de 2019 y vigente a partir del 17 de octubre de 2019, cuando se publicó en el Periódico Oficial del estado, mediante decreto 351.

Los ministros estimaron que dicha reforma violó el artículo 105 constitucional, que obliga a que toda reforma en materia electoral debe ser legislada y aprobada al menos 90 días antes del proceso electoral.

Detallaron que el proceso por el que Jaime Bonilla fue electo como gobernador de Baja California se inició, desarrolló y concluyó bajo la vigencia plena del artículo octavo transitorio original que establecía una duración de la gubernatura por dos años, y fue hasta 36 días después de la elección cuando dicho artículo se reformó para ampliar el periodo de gobierno a cinco años.

Los ministros Norma Piña y Alfredo Gutiérrez señalaron que la reforma, defendida en más de una ocasión por el propio Jaime Bonilla, "traicionó" el espíritu de la Constitución y "atacó el corazón del sistema democrático".

En tanto la ministra Yasmín Esquivel aseguró que la decisión de la SCJN sienta un precedente para evitar que autoridad federal, estatal o municipal cambie las reglas electorales para perpetuarse en el cargo.

'Sigo pensando que tengo la razón': Bonilla

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, informó que acepta el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que invalida la llamada 'Ley Bonilla', con la que se pretendía ampliar de dos a cinco años su gobierno.

Pero señaló: "Sigo pensando que tengo la razón, pero acepto la decisión y se acabó, esto sigue".

El mandatario cuestionó también a los ministros: "Yo todavía les pregunto, si es inconstitucional, que nos digan cuál es el artículo de la Constitución que se violó", y añadió que ese "es el punto de vista de ellos, no estoy de acuerdo con ellos, ni mis abogados, pero les dije desde un principio que se iba a respetar el fallo. Lo estamos respetando".

Bonilla subrayó que no se trató de obtener el poder por el poder, sino de ayudar a que no haya otro gobierno panista en la entidad.

Más tarde, acusó a la Coparmex de influir en la decisión de los ministros de la Corte, y aseguró que la Confederación Patronal "operó" para ello, pues "son cúpulas que no estuvieron con el cambio ciudadano".

Partidos, legisladores, INE, expresidentes y hasta Segob celebran el fallo

Dirigentes nacionales, legisladores federales de los partidos de oposición, titulares de organismos autónomos y el expresidente Felipe Calderón celebraron el freno de la llamada "Ley Bonilla".

Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente de Morena, expresó: "No podía permitirse una reforma ilegal con la que se violaba la voluntad del pueblo de Baja California. Esta decisión afirma el respeto al orden jurídico y fortalece la certeza de las instituciones mexicanas".

El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, sostuvo que "triunfó el orden constitucional sobre la marrullería, sobre la compra de voluntades y la ambición desmedida de poder de Bonilla y de Morena".

El presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, afirmó que "con el fallo histórico de la Suprema Corte se evita que en México regresen las reelecciones disfrazadas".

El dirigente del PRD, Ángel Ávila, sostuvo que "con la resolución ganamos todos, se sienta un precedente para que nadie pueda alterar los periodos de gobierno y menos si no se ganó en las urnas".

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, afirmó que "esta decisión preserva la democracia y la división de Poderes, y hace valer el marco jurídico que le da certeza y legalidad a nuestro sistema electoral".

Incluso Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, externó que celebra "la decisión de la Corte…personalmente sostengo que la ley es inconstitucional y mi postura siempre ha sido en ese sentido".

En el Senado, Ricardo Monreal, líder de la bancada de Morena, indicó que "el principio de legalidad y la división de Poderes garantizan vivir en un pleno estado de Derecho. Saludamos y respetamos la decisión histórica de la Suprema Corte".

El priista Miguel Ángel Osorio Chong celebró el fallo y apuntó que "la 'Ley Bonilla' era inadmisible, agredía a nuestra Carta Magna y a nuestros principios democráticos".

En tanto, el expresidente Felipe Calderón escribió en Twitter: "Felicidades a ministras y ministros de la Suprema Corte de Justicia. Su resolución es una bocanada de aire fresco en un ambiente enrarecido por constantes desplantes de autoritarismo y quebranto de la ley".

Con información de Susana Guzmán, Víctor Chávez y Eduardo Ortega