Profepa multa a organizadores de fiesta privada en Isla Salmedina
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Profepa multa a organizadores de fiesta privada en Isla Salmedina

COMPARTIR

···

Profepa multa a organizadores de fiesta privada en Isla Salmedina

Dicha fiesta se llevó a cabo sin contar con la autorización correspondiente en materia de impacto ambiental.

Itzel Villa
25/11/2018
Actualización 25/11/2018 - 12:24
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una multa de cuatro millones treinta mil pesos a los responsables de la organización de un evento privado en la Isla Salmedina del (PNSAV) realizada el pasado 25 de agosto.

Dicha fiesta se llevó a cabo sin contar con la autorización correspondiente en materia de impacto ambiental.

A través de un comunicado, la Profepa informó de la resolución sancionatoria y señaló que a pesar de que no se documentaron daños constitutivos de delitos penales, sí se cometieron graves infracciones administrativas, por lo que derivó en la multa hacia los organizadores del evento.

El pasado 25 de agosto, se realizó, sin autorización, una fiesta privada en el cayo arrecifal conocido como Isla Salmedina. En redes sociales circularon fotos y videos en los que se mostraban las faltas cometidas por los asistentes.

Inspectores federales de Profepa llevaron a cabo una inspección en el sitio al día siguiente, el pasado domingo 26 de agosto, luego de conocer los hechos. Esto abrió paso a una investigación que permitió identificar al responsable de la organización del evento.

En la revisión del terreno, los inspectores federales constataron que, aunque ninguna tortuga marina murió por las acciones realizadas en parte del área del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, si hubo una indebida manipulación de los animales que hubiera podido generar un grave daño al ambiente.

También se localizaron residuos de pirotécnia que afectan a los especímenes por el humo y los ruidos de las explosiones, así como el peligro de un incendio por el material. Además, se encontró presencia de basura inorgánica como cubiertos de plástico, popotes, colillas de cigarros y vasos de plástico.