Policías de Baja California y Sonora, en alerta máxima por posible entrada de iraníes a EU vía México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Policías de Baja California y Sonora, en alerta máxima por posible entrada de iraníes a EU vía México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Policías de Baja California y Sonora, en alerta máxima por posible entrada de iraníes a EU vía México

bulletFuentes del Gobierno de EU confirmaron que un grupo de cinco iraníes, entre ellos una mujer, estaría cruzando por una de las fronteras de estos dos estados en las próximas 48 horas.

Víctor Hugo Arteaga / Corresponsal
10/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las corporaciones policiales de Baja California y Sonora están en estado alerta máxima este viernes ante la posible presencia de ciudadanos de Irán, quienes podrían cruzar la frontera desde México con fines terroristas.

Fuentes del Gobierno de Estados Unidos confirmaron que la alerta se debe a que sus organismos de inteligencia consideran viable que ciudadanos iraníes con fines terroristas podrían cruzar la frontera mexicana desde esos estados el fin de semana.

Este viernes, la garita de San Luis Río Colorado, en Sonora, fue cerrada y se informó de un fuerte operativo debido a la presencia de un alto funcionario de Estados Unidos en ese sitio.

Los focos rojos para las autoridades de EU en México se ubican principalmente en los cruces de Mexicali, San Luis Río Colorado, Calexico y San Diego en California.

La alerta ha sido comunicada a las corporaciones policiales de San Luis Río Colorado, Sonora y de Mexicali, según han confirmado fuentes de las policías locales.

De acuerdo con la información emitida por inteligencia estadounidense, se cree posible que un grupo de cinco iraníes, entre ellos una mujer, estaría cruzando por una de estas dos fronteras en las próximas 48 horas.

La alerta surge en medio del conflicto entre Estados Unidos e Irán tras el asesinato del general Qassem Soleimaní por órdenes de Donald Trump y los bombardeos a bases estadounidenses en Irak.