Nuevas pipas para regularizar abasto de gasolina serán operadas por el Ejército: AMLO
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nuevas pipas para regularizar abasto de gasolina serán operadas por el Ejército: AMLO

COMPARTIR

···

Nuevas pipas para regularizar abasto de gasolina serán operadas por el Ejército: AMLO

López Obrador aclaró que el Sindicato de Pemex no manejará estas unidades, que están contempladas como parte de un 'plan de emergencia'.

Redacción
17/01/2019
Actualización 17/01/2019 - 9:59
El Gobierno de México busca comprar 500 pipas de 60 mil litros cada una
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró este jueves que las pipas que comprará el Gobierno para normalizar la distribución de combustibles serán operadas por la Secretaría de la Defensa Nacional.

A pregunta de si estas unidades serán operadas por afiliados al Sindicato de Pemex, López Obrador dijo que las pipas serán administradas por el Ejército.

"No, van a estar a disposición de la Secretaría de la Defensa Nacional. Es un plan de seguridad que va a tomar la Secretaría", declaró.

El mandatario explicó que la compra de los vehículos está concebida como "un plan de emergencia" que buscará garantizar "ante cualquier circunstancia que no tengamos problemas de abasto de combustible".

El presidente detalló que la compra de las 500 pipas de 60 mil litros y mil de 30 mil litros será administrada por una comisión integrada por la Oficialía Mayor, la Secretaría de la Función Pública y la Secretaría de Economía.

Este grupo está integrado por las titulares de dichas dependencias: Raquel Buenrostro, Irma Eréndira Sandoval y Graciela Márquez, respectivamente.

"Ellas tres van a hacerse cargo de la adquisición de las pipas. Ya iniciaron el proceso de consulta con fabricantes nacionales y extranjeros", detalló.

Como parte del plan del Gobierno para combatir el robo de combustible, la administración hizo un cambio en la logística de distribución de la gasolina, optando por enviarla a través de pipas en lugar de los ductos de Pemex.

La modificación generó un problema en la distribución, lo que a su vez generó un problema de desabasto de combustibles desde la semana pasada en los estados de Hidalgo, Querétaro, Michoacán, Jalisco, Estado de México, Coahuila, Morelos, Coahuila y Oaxaca.