Piden seguridad para corredor serrano de Guerrero
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Piden seguridad para corredor serrano de Guerrero

COMPARTIR

···

Piden seguridad para corredor serrano de Guerrero

Más de mil 400 desplazados han llegado desde el domingo pasado al municipio de Leonardo Bravo, tras la balacera de casi cuatro horas registrada en Filo de Caballos.

Rosario García | corresponsal
13/11/2018
Policías estatales durante una revisión de seguridad en Filo de Caballos, Guerrero.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CHILPANCINGO.- El presidente municipal de Leonado Bravo, Ismael Cástulo Guzmán, advirtió que se puede dar un enfrentamiento más grande en el corredor serrano de Filo Mayor “si los comunitarios siguen avanzando hacia Carrizales u otros pueblos; la gente no lo va a permitir, porque no llegaron con la pacificación o ayudar a la gente; sino robándole sus cosas”.

Así se expresó ante los medios de comunicación en el auditorio municipal habilitado como albergue, donde el ayuntamiento brinda alimentos, colchonetas y cobijas a los más de mil 400 desplazados que han llegado desde el domingo pasado tras la balacera de casi cuatro horas registrada en Filo de Caballos.

“De por sí la miseria en que vive la gente por la maldita amapola, y ahora llegan -los comunitarios- a saquear las casas, a donde va a ir a parar la pobre gente”, cuestionó el alcalde, quien también pidió a las autoridades federales que hagan lo necesario para que salgan del corredor de la sierra los grupos de supuestos policías comunitarios, que llegaron a esa zona originarios de otros municipios, y que se haga cargo de la seguridad la policía federal o la Secretaría de la Defensa Nacional.

Habitantes de las localidades serranas de Puentecillas, El Ranchito, Corralitos, Filo de Caballos, Carrizal, Morros y Campo de Aviación llegaron desde el domingo pasado a Chichihualco desplazados por la violencia que se vive en esa zona serrana, donde el pasado domingo arribaron unos 300 integrantes de policías comunitarios de Teloloapan, Apaxtla de Castrejón, Cuetzala del Progreso, Cocula, San Miguel Totolapan y Tlacotepec.

Crescencio Pacheco, e comisario de Campo de Aviación, denunció que la irrupción violenta de los policías comunitarios y la pugna entre los grupos de la delincuencia organizada en la región ya no es por la siembra y trasiego de enervantes, “el precio bajó mucho y ya no es redituable. Ahora lo que quieren es sacar a la gente de sus comunidades porque en 2019 quieren mantener el control de las zonas mineras, donde van a extraer plata y oro”.

Relató que “fue todo un infierno llegar hasta aquí, con el temor de que pudieran alcanzarnos por terracería” y lamentó que “casa por casa en Filo de Caballos, Puentecillas y El Ranchito, están saqueando las viviendas los comunitarios”.

El gobierno estatal, a través de Protección Civi,l envió a la localidad despensas y colchonetas para atender a los desplazados, mientras el ayuntamiento de Leonardo Bravo proporciona alimentos y atención médica.

María y Dalila, dos niñas desplazadas de 5 y 6 años de edad, dibujaban e iluminaban paisajes, casas y muñecas, mientras relataban que les gustaría regresar a sus casas, “porque allá sí hay pasto y árboles para jugar”.

Una madre de familia cuestionó el porqué personas ajenas a su municipio tienen que meterse en sus comunidades, balear sus casas, quemar sus carros, saquear sus viviendas y el gobierno federal no hace nada para detenerlos, por lo que pidió la intervención del gobierno del estado para que solicite a la federación que entren en la zona los militares y se hagan cargo de la seguridad, “queremos regresar pero nos da miedo”, aseguró.