Viene el pico del virus y CDMX está casi al 70% de ocupación hospitalaria
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Viene el pico del virus y CDMX está casi al 70% de ocupación hospitalaria

COMPARTIR

···
menu-trigger

Viene el pico del virus y CDMX está casi al 70% de ocupación hospitalaria

bulletEl subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que la saturación hospitalaria en estos casos se puede dar en cualquier momento y en cualquier comunidad o municipio que registre un brote alarmante.

Rivelino Rueda
04/05/2020
Actualización 04/05/2020 - 1:19
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Aunque la Ciudad de México, Sinaloa, Baja California y el Estado de México son las entidades que registran mayor ocupación de camas con ventilador, es decir, para pacientes en estado crítico (intubados) por COVID-19, Hugo López-Gatell reconoció que la saturación hospitalaria en estos casos se puede dar en cualquier momento y en cualquier comunidad o municipio que registre un brote alarmante.

A nivel nacional, de las 11 mil 634 camas con ventilador para atender casos críticos de coronavirus, 2 mil 103 ya se encuentran ocupadas, de acuerdo con el reporte de las autoridades sanitarias.

En cuanto a las camas para hospitalización general en la Red de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG), 6 mil 026 de las 14 mil 489 camas en todo el país están ocupadas, lo que representa el 29 por ciento de demanda.

A unas horas de entrar en la fase más crítica de contagios por coronavirus, programada por las autoridades de Salud para este miércoles 6 de mayo, la saturación de hospitales para la atención de la pandemia ya es notoria en hospitales de la Ciudad de México.

En la capital ya se registra una ocupación hospitalaria del 64 por ciento en camas con ventilación y del 68 por ciento en hospitalización general, es decir, 816 personas intubadas en camas con ventilación y 2 mil 066 personas en hospitalización general, de acuerdo con el corte de ayer en la noche.

No obstante, los hospitales públicos que ya alcanzaron su máxima capacidad para atender a pacientes con Covid-19 en la capital del país presentan saturación o están al 90 por ciento de su capacidad son los institutos de alta especialidad de la Secretaría de Salud federal que están brindando este apoyo, como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ).

Además, el Hospital Manuel Gea González, el Hospital General de México, el Hospital Juárez, también de la Secretaría de Salud, así como el Hospital Regional Primero de Octubre, del ISSSTE y el Hospital de Infectología del Centro Médico Nacional La Raza, del IMSS.

Es el caso también del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, que colocó una manta afuera de sus instalaciones en la que avisaba al público en general: “hemos excedido nuestra capacidad para atender a pacientes con coronavirus Covid-19 y no contamos con má camas disponibles”.

Sin embargo, el riesgo real de saturación hospitalaria para pacientes intubados, como lo dijo el sábado López-Gatell, es el desbordamiento de servicios como ocurrió en viernes en el Hospital Las Américas, en Ecatepec, Estado de México, donde familiares irrumpieron con violencia para “rescatar cuerpos” de pacientes que habían muerto por COVID-19.

“Lo dijimos desde la fase uno: localmente puede ocurrir esta saturación, en un hospital en concreto, si en el turno correspondiente hubo muchos casos de COVID-19. Puede ocurrir a nivel de un municipio, si este municipio no tiene los suficientes servicios”, expuso.

En ese sentido, Sinaloa es el segundo lugar nacional en saturación hospitalaria para atender casos críticos de COVID-19, una vez que registra el 55 por ciento de saturación hospitalaria para pacientes intubados.

Baja California también ya rebasó el 50 por ciento de ocupación para pacientes intubados, con 53 por ciento de demanda de camas con ventilador, mientras que el Estado de México registra 49 por ciento de ocupación hospitalaria para camas para pacientes en estado crítico.