Dos funcionarios son sancionados por deficiencia en morgue en Jalisco
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dos funcionarios son sancionados por deficiencia en morgue en Jalisco

COMPARTIR

···

Dos funcionarios son sancionados por deficiencia en morgue en Jalisco

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses inició una sanción en contra de un delegado regional y la perito encargada de la necropsia a los cuerpos de un hombre y una mujer.

Juan Carlos Huerta | corresponsal
01/09/2019
Actualización 01/09/2019 - 17:05
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses inició este domingo un proceso de sanción contra dos funcionarios públicos por deficiencias en el manejo de cadáveres en la morgue de Lagos de Moreno.

Lo anterior debido a las omisiones en las que habrían incurrido luego de que un perro irrumpiera en el anfiteatro del lugar y alterara las evidencias al morder uno de los cadáveres.

Los funcionarios señalados por el delito son el delegado regional del municipio, así como la perito encargada de la necropsia a los cuerpos de un hombre y una mujer, cuyos cuerpos estaban expuestos sobre las planchas de trabajo.

Según información de la dependencia, se presume la omisión de los señalados al no cerrar de forma adecuada los accesos del edificio que, aunque presenta fallas en su sistema de cerradura electrónico, es posible asegurar de forma manual.

Además, se acreditó el mal manejo de cuerpos, ya que los mismos se encontraban fuera de la cámara de refrigeración, y se documentó la realización irregular de la necropsia, lo que representa una práctica contraria a lo que establece el protocolo.

Por el momento, el delegado fue acreedor a una amonestación, mientras que la perito fue separada de su cargo. En tanto, se concluyen las investigaciones y se agota el proceso de desahogo de pruebas.

Los hechos se desprenden del doble homicidio registrado en la colonia Jacales de Lagos de Moreno, donde personal forense recogió los cadáveres y los remitió a la morgue.

La perito comenzó con la autopsia a uno de los cuerpos, y la suspendió a petición del agente ministerial encargado de la investigación, quien pidió presenciar la necropsia; fue entonces que el perro mordisqueó las heridas expuestas y se echó a correr con un trozo de carne en el hocico, hasta que salió del edificio.

Las instalaciones forenses se localizan en la colonia Cristeros del municipio, donde no se cuenta con personal de seguridad en el inmueble, y las puertas no tienen chapas.

Al momento se cuenta con casi 500 cadáveres no reclamados en la entidad, tan sólo en la morgue metropolitana. Y se han remitido a criptas forenses a más de 600 cuerpos a los que se sometió al protocolo de búsqueda, con datos específicos para facilitar su identificación.