Nuevo plan educativo 'abre la puerta a prácticas corruptas': Mexicanos Primero
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nuevo plan educativo 'abre la puerta a prácticas corruptas': Mexicanos Primero

COMPARTIR

···

Nuevo plan educativo 'abre la puerta a prácticas corruptas': Mexicanos Primero

'Teníamos un sistema educativo muy desordenado, donde nadie sabía cuántos maestros había, ni donde estaban', señaló en entrevista Jennifer O’Donoghue, directora del organismo.

Anabel Clemente
11/02/2019
Jennifer O’Donoghue, directora de Mexicanos Primero.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Uno de los problemas que Mexicanos Primero ve en la iniciativa de reforma educativa del nuevo gobierno es que no se especifica cómo se dará el ingreso y promoción de maestros, con lo que se corre el riesgo de regresar a la venta y herencia de plazas magisteriales.

En entrevista con El Financiero, la directora general del organismo, Jennifer O’Donoghue, asegura que uno de los beneficios de la reforma vigente es que se intentó dar orden a la cantidad de plazas, por lo que en 2015 surgió el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), con el cual la federación tenía conocimiento de las plazas en cada entidad. “Teníamos un sistema educativo muy desordenado, donde nadie sabía cuántos maestros había, ni donde estaban. Entonces (la nueva iniciativa) sí es un reflejo de un sistema superdesordenado”, dijo.

Explicó que con la iniciativa que se encuentra en la Cámara de Diputados desde diciembre, y con las demandas de los maestros, “estamos en riesgo de perder el control”, ya que apenas se estaba dando orden a las plazas estatales.

“Todavía en los estados no transparentan muchas cosas; a nivel nacional el Sistema de Información y Gestión Educativa nunca cumplió con lo que estaba en la ley en cuanto a transparentar información”, añadió.

Ante las críticas a la actual reforma educativa de que es más laboral que educativa, la especialista defiende que al controlar el ingreso de maestros y lograr el registro de las escuelas y docentes, esa reforma sí era laboral pero favorecía al sistema. “Una parte importante de la reforma fue asegurar que las personas llegaran a donde tenían que llegar y de tener el perfil para estar ahí, podemos decir que sí es laboral, pero ligada a lo educativo”, afirma.

Añadió que otra de las bondades de la reforma vigente es que el profesor de hoy tiene claridad en cuáles son las reglas para ingresar y promoverse. Lo cual no sucede con la iniciativa que se tiene en el Congreso, ya que se quitó todo lo que tiene que ver con evaluaciones, ni siquiera existe claridad sobre el futuro de las pruebas que miden el aprendizaje de los estudiantes, así como la situación de la infraestructura escolar. “Todo se ha enfocado al magisterio”, asegura.

“La única manera de ingresar al sistema o de promoverte a cargos de supervisión o dirección es el concurso. Ahorita la iniciativa borró eso por completo, y no propone algo en su lugar. Eso de nuevo abre la puerta a prácticas inadecuadas, corruptas”, advierte.

Advierte que, como en cada sexenio, no se tiene una política de largo plazo, sino un proyecto educativo sexenal.