No hay desabasto en el IMSS, es solo una mala intención de partidos de oposición: Zoé Robledo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No hay desabasto en el IMSS, es solo una mala intención de partidos de oposición: Zoé Robledo

COMPARTIR

···
menu-trigger

No hay desabasto en el IMSS, es solo una mala intención de partidos de oposición: Zoé Robledo

bulletEl director del IMSS calificó como falsas las afirmaciones de que se estén comprando medicinas de baja calidad.

Víctor Chávez
19/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no hay desabasto de medicamentos, lo que hay es solo “una mala intención” de algunos partidos de oposición de “desinformar a la población”, acusó este miércoles el director del IMSS, Zoé Robledo.

“Hay una mala intención de algunos partidos políticos de oposición de querer generarle a la población la idea de que de que se le está dando un mal o peor medicamento y más barato”, sostuvo Robledo.

En entrevista en la Cámara de Diputados, el director del IMSS calificó como falsas las afirmaciones de que se estén comprando medicinas de baja calidad.

“Las compras internacionales se hacen bajos las mismas reglas que se tienen de las instituciones farmacológicas, particularmente la Cofepris. Es falso que se esté comprando a un país que no tenga los mismos estándares y el mismo rigor que tiene México”, declaró.

Robledo precisó que se hacen solo a Brasil, Chile, Argentina y Colombia, “que tienen los mismos estándares o mejores que nosotros”.

Incluso, señaló, “hay partidos políticos, uno en particular, que tiene una pauta de publicidad en medios nacionales hablando de esto, y que desinforman mucho a la población”.

El director del IMSS advirtió que “pronto habrá noticias de las autoridades” para “desenmascarar” a quienes están detrás de estas manifestaciones de protesta.

"El deterioro institucional que sufrió el Seguro Social durante todo el periodo neoliberal fue muy grande y no se notaba, quizá, porque estaba cubierto por un halo de corrupción que alcanzaba para todos y nadie decía absolutamente nada (...). Y me refiero a las empresas distribuidoras, agrupadas en una asociación, muy enojadas, porque ellas son las corresponsables del abasto. ¡No es cierto! Ellas fueron las que generaron este deterioro y hay que resolverlo”, denunció.