Nacional

'No debemos ser dependientes ya de combustibles fósiles': Julia Carabias

Es a partir del proceso de reactivación de las actividades productivas y sociales cuando se debe cambiar la manera de consumir tomando en cuenta el medio ambiente, dice la investigadora.

La ambientalista Julia Carabias prefiere utilizar el término "transformación" en lugar de "nueva normalidad", emplea la palabra "radical" para definir el proceso que comienza en México y en el mundo, y su recomendación es replantear el tipo de consumo y descarbonizar la economía.

Para la investigadora de El Colegio Nacional, es a partir del proceso de reactivación de las actividades productivas y sociales cuando se debe cambiar la manera de consumir tomando en cuenta el medio ambiente.

De lo contrario, dice, se corre el riesgo de repetir situaciones por otros fenómenos como es el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la pérdida de suelo fértil o la pérdida de agua.

En entrevista con El Financiero, la ambientalista se refiere al proceso de transformación en el cual gobierno y ciudadanos deben sumarse.

"A mí no me parece lo de la nueva normalidad, porque nunca fue una normalidad lo que teníamos. En la nueva situación en la que nos vamos a tener que enfrentar, tiene que darse una transformación muy profunda y radical, el tipo de consumo que las sociedades estamos haciendo, no solamente cuánto consumimos, sino qué tipo de consumo", asegura Carabias Lillo.

Sin embargo, no se trata de renunciar a la satisfacción de las necesidades y a las condiciones de bienestar, según explica, sino de "sustituir aquellos productos que son producidos con excesos de consumo de recursos naturales, de agua, de energía, de vida silvestre o de suelo fértil".

Sobre las políticas de la administración federal, no duda en calificarlas como "regresivas", por lo que plantea la necesidad de trazar y rediseñar políticas públicas que vayan acorde con el cumplimiento de los acuerdos internacionales en cuanto al cambio climático, e incluso que vayan en el sentido de la misma legislación aplicable; dicho de otro modo, crecimiento económico sin políticas regresivas y descarbonizar la economía.

"Que seamos menos dependiente de los combustibles fósiles y que tendamos hacia el incremento de las energías renovables, mucho más eficientes en el consumo de agua y tendamos a reciclar, saneamiento de las aguas, así como captación de agua de lluvia.

"Hemos tenido una política ambiental que está siendo regresiva y que está en la necesidad de reorientar una ruta que permita una economía sustentable, que crezca y que genere empleos; pero que sean empleos dignos, empleos verdes, que garanticen una mejor condición de vida de la población, tanto rural como urbana", sostiene la ambientalista.

En cuanto a cuál debe ser el papel del Estado mexicano, Julia Carabias señala que dentro de una situación como la que estamos viviendo, "el Poder Legislativo está ausente, mientras que el Poder Judicial ha tenido apenas unas cuantas acciones. Sin embargo, comenta la académica, el trabajo debe ser conjunto, de los tres Poderes del gobierno. El medio ambiente es un derecho humano, y el Estado mexicano tiene que garantizar un desarrollo sustentable".

Respecto al papel de los ciudadanos, la especialista dice que esta pandemia generada por el coronavirus nos tiene que llevar a una reflexión acerca del consumo de productos innecesarios o altamente contaminantes, como los que hasta ahora adquirimos.

"Se debe crear una conciencia individual, y desarrollar un proceso de difusión y comunicación en el barrio, en las escuelas, un proceso participativo dentro del cual estamos obligados a empujar con rutas de desarrollo sustentable.

"La organización ciudadana es clave para que los partidos políticos adopten el tema como parte de su agenda, además de que el Poder Ejecutivo cumpla con sus funciones y el Poder Judicial asegure un adecuado acceso a la justicia", indica la investigadora.