Muere Paloma Cordero, viuda del expresidente Miguel de la Madrid
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Muere Paloma Cordero, viuda del expresidente Miguel de la Madrid

COMPARTIR

···
menu-trigger

Muere Paloma Cordero, viuda del expresidente Miguel de la Madrid

bulletCordero Tapia nació en febrero de 1937 en la Ciudad de México. De 1982 a 1988 -sexenio en el que Miguel de la Madrid fue presidente de la nación- fungió como primera dama.

Redacción
11/05/2020
Actualización 11/05/2020 - 19:53
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Paloma Cordero Tapia, viuda del expresidente Miguel de la Madrid, falleció este lunes.

Cordero Tapia nació el 21 de febrero de 1937 en la Ciudad de México. Fue la esposa del fallecido expresidente Miguel de la Madrid Hurtado y sirvió como primera dama de 1982 a 1988.

Hija de Luis Cordero Bustamante, abogado y su esposa Delia Tapia Labardini.

Su infancia y juventud transcurrieron en la Colonia Hipódromo Condesa. Fue en el año de 1953 cuando Paloma y Miguel se conocieron, presentados por el hermano mayor de Paloma. En 1955, se hicieron novios. Cuando comenzó la relación, Miguel se encontraba estudiando el cuarto año de la carrera de Derecho.

Al cabo de cuatro años de noviazgo, se casaron en 1959 en la iglesia Santa Rosa de Lima. De esta unión nacieron cinco hijos: Margarita, Miguel, Enrique Octavio, Federico Luis y Gerardo Antonio.

Paloma Cordero participó activamente en la campaña de su esposo Miguel de la Madrid como candidato a la presidencia de México por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), acompañándolo en sus giras por el territorio mexicano y realizando una intensa labor a favor de la candidatura de su marido.

En su calidad de primera dama de México, Cordero acompañó a su esposo a todas las giras emprendidas en las que inauguraron albergues, hospitales, etcétera.

Paloma Cordero estuvo presente en todos los actos protocolarios, ocupándose de los visitantes extranjeros. Encabezó el Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y el Voluntariado Nacional. Durante su gestión, el DIF creció con los siguientes programas: procuración de justicia, protección a menores maltratados, farmacodependientes e invidentes, rehabilitación de discapacitados, capacitación de técnicos y profesionales y construcción de plantas procesadoras de alimentos, albergues, estancias, centros de desarrollo infantil y campamentos recreativos.

Le sobreviven sus hijos: Margarita, Miguel, Enrique Octavio, Federico Luis, Gerardo Antonio y seis nietos: Luis Javier, Pablo, María, Isabel, Miguel, Fabiana y Amelia.