Morena pide a Sedena donar el 'último tesoro' de la CDMX
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Morena pide a Sedena donar el 'último tesoro' de la CDMX

COMPARTIR

···
menu-trigger

Morena pide a Sedena donar el 'último tesoro' de la CDMX

bulletLa fracción del partido en la Asamblea de la Ciudad de México llamó a la Secretaría de la Defensa a que el terreno cerca de Santa Fe sea donado a la capital.

Felipe Rodea
27/03/2018
Actualización 27/03/2018 - 16:31
En los últimos años el valor de los terrenos se ha disparado en la Ciudad de México.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La fracción de Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) pidió la donación de las instalaciones militares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que colindan con el Bosque de Chapultepec para Ciudad de México.

El diputado de Morena José Alfonso Suárez del Real envió la solicitud al titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos Zepeda, y a la presidenta del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, Soraya Pérez Munguía, señalando que el terreno ya no es necesario para los militares y no ofrece ningún uso para otras instituciones públicas.

El comentario refiere al acuerdo publicado el 24 de enero en el Diario Oficial de la Federación por el que el área “se desincorpora del régimen de dominio público de la Federación y se autoriza su venta” a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes.

Con casi cuatro veces el tamaño de Disneylandia, 125 hectáreas, el sitio militar, ubicado en avenida Vasco de Quiroga, es una de las últimas grandes franjas de tierra no desarrollada en Ciudad de México, una entidad que junto con la Zona Metropolitana suman más de 20 millones de habitantes y donde el valor de los terrenos se ha disparado en barrios codiciados.

Suárez del Real sostuvo que de aceptarse la propuesta, el lugar se convertiría en la 4ª Sección de Chapultepec y que, mediante consulta ciudadana, los habitantes elegirían su destino.

La probable venta del terreno ha causado polémica, ya que diversos actores políticos y de la sociedad civil temen que se convierta en un negocio inmobiliario de hasta mil millones de dólares.

El pasado 9 de marzo, el Gobierno federal dijo que su plan de vender el terreno no se realizará en el corto plazo, lo que dejaría el proyecto en manos de una nueva administración.