Morena pide a oposición comportarse 'a la altura' el 1 de diciembre
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Morena pide a oposición comportarse 'a la altura' el 1 de diciembre

COMPARTIR

···
menu-trigger

Morena pide a oposición comportarse 'a la altura' el 1 de diciembre

bulletEl coordinador de Morena, Mario Delgado, comentó que su bancada platicó con las fracciones parlamentarias, especialmente con la del PAN, para pedir su cooperación.

Víctor Chávez
29/11/2018
Actualización 29/11/2018 - 19:07
Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, pidió este jueves a los grupos parlamentarios de oposición comportarse “a la altura” durante la ceremonia de toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República este 1 de diciembre.

Dijo que el evento “es una prueba importante para la democracia mexicana, de la cual, los partidos políticos van a ser actores y ellos tendrán que decidir cuál es el rol que juegan el próximo sábado; estamos seguros que van a contribuir a que salga muy bien, que sea austera, republicana, seria, digna del momento que vamos a vivir”.

Delgado Carrillo comentó que su bancada ha platicado ya con todas las fracciones parlamentarias, especialmente con Acción Nacional para “pedirles cooperación para que salga muy bien esta ceremonia”.

“Ellos saben actuar de manera responsable, de manera institucional, vamos a ver finalmente qué deciden, pero estamos seguros que se van a comportar a la altura del momento histórico, porque es más que una transmisión de poderes lo que vamos a vivir el sábado”, añadió.

Respecto de los preparativos de la ceremonia, declaró que todo está listo en la sede legislativa para recibir a los más de 900 invitados, entre ellos a más de 20 jefes de Estado y de Gobierno.

Informó que el miércoles se llevó a cabo el ensayo, junto con el equipo de transición del presidente electo, personal militar y de resguardo de los diputados para indicarles “cómo va a ser el recorrido de los invitados, por dónde van a entrar, cómo va a ser el ejercicio de la intervención del presidente, el cambio de la Banda Presidencial, lo que le toca hacer al presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, para que todo salga muy bien”.

También, anunció que la Cancillería va a coordinar la llegada de los presidentes invitados a la ceremonia.

A pesar de los pendientes, desde ayer jueves los diputados suspendieron todas las labores y la sede legislativa se encuentra solitaria, resguardada por sus elementos de seguridad, debidamente terminados sus arreglos en el salón de sesiones, galerías, así como los trabajos –dentro y fuera del Palacio Legislativo- de pintura, limpieza y bacheo en calles aledañas.

El también coordinador de los diputados de Morena destacó que la toma de protesta de López Obrador “va a ser el nacimiento de una nueva democracia”, ya que “es el presidente que llega con mayor legitimidad en los últimos años; eso tiene que reflejarse en el pleno y el mundo entero nos va a estar viendo”.

Explicó que en la toma de protesta del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa fue accidentada, porque “veníamos de una elección muy dudosa, veníamos de un fraude electoral y por eso había un pleno muy complicado”.

“Hoy estamos en un momento completamente diferente, donde hay una enorme legitimidad del presidente, López Obrador, de más de 30 millones de mexicanos”, dijo.

“Ahí no hay un tema en disputa no hay nada por qué protestar y además apenas va a iniciar el gobierno no hay razón para la protesta”, expresó.

Por otra parte, el líder parlamentario señaló que el desacuerdo entre legisladores sobre la eliminación del fuero constitucional, en la sesión del pasado martes 27 de noviembre, radicó en la disyuntiva sobre si la inmunidad se debe retirar con la emisión de una sentencia judicial condenatoria o de una firme.

Sostuvo que su bancada piensa que la inmunidad se debe quitar cuando un juez dicte una sentencia condenatoria, que es una primera resolución que puede ser apelada. Sin embargo, el funcionario sujeto a proceso tendría que separarse de su cargo desde ese momento.