Nacional

Morena impulsa iniciativa para que la banca elimine el cobro de interés sobre interés

De acuerdo con en el partido, existe una clara vulneración a los derechos de propiedad de la sociedad con la permisión de este cobro.

La bancada mayoritaria de Morena en el Senado impulsa una iniciativa para que la banca elimine el cobro de interés sobre interés, práctica conocida como anatocismo.

De acuerdo con la iniciativa, inscrita en la Gaceta Parlamentaria por la senadora de Morena Martha Guerrero, existe una clara vulneración a los derechos de propiedad de la sociedad con la permisión del cobro de interés sobre interés, al no encontrar restricción alguna en torno a la capitalización de intereses.

El anatocismo, plantea el proyecto, se configura cuando en una obligación de crédito, los intereses devengados a cargo del deudor (pero no pagados) son susceptibles de, a su vez, generar intereses.

Esta figura se encuentra prohibida tanto por la legislación civil como por la mercantil, no así la capitalización de intereses, como lo señala el artículo 363 del Código de Comercio, al disponer que "los intereses vencidos y no pagados no devengarán intereses. Los contratantes podrán sin embargo capitalizarlos".

El documento establece que bajo dicha tesitura, el anatocismo es por demás sabido que vulnera el derecho humano a la propiedad, así como el principio de igualdad consagrado en el artículo 1, párrafo V, de la Constitución, al establecer condiciones de discriminación en la relación acreditado-banco.

La iniciativa refiere que derivado de la crisis financiera en 1994, se presentaron diversos recursos en contra de la banca en México, mismos que la Corte describió en la contradicción de tesis 31/98:

"Los bancos otorgaron un crédito adicional sin que los acreditados lo solicitaran, a efecto de que se fuera disponiendo del mismo por los intereses devengados que no alcanzaran a cubrir los acreditados con el pago mínimo determinado por la misma banca, y es el caso que, desde un principio, el monto total del adeudo ha venido aumentando cada vez más hasta llegar 1995, en que el aumento tan significativo en las tasas de interés propició (...) que unos ya no lo pudieran pagar".