Monumentos pueden restaurarse, las asesinadas no volverán: piden mantener pintas en el Ángel
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Monumentos pueden restaurarse, las asesinadas no volverán: piden mantener pintas en el Ángel

COMPARTIR

···

Monumentos pueden restaurarse, las asesinadas no volverán: piden mantener pintas en el Ángel

Un colectivo de restauradoras solicitó a los Gobiernos federal y capitalino mantener las pintas e hicieron un llamado a otros especialistas de conservación a no intervenir hasta que se garantice la seguridad de las mexicanas.

Redacción
22/08/2019
Actualización 22/08/2019 - 13:15
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Restauradoras con Glitter, un colectivo independiente de mujeres especialistas en conservación y restauración del patrimonio cultural, solicitó al Gobierno federal y capitalino mantener las pintas en el Ángel de la Independencia hasta que sea atendida la violencia de género en el país.

"El patrimonio cultural puede ser restaurado, sin embargo, las mujeres violentadas, abusadas sexualmente y torturadas nunca volverán a ser las mismas; las desaparecidas seguirán siendo esperadas por sus dolientes y las asesinadas jamás regresarán a casa. Las vidas perdidas no pueden restaurarse, el tejido social sí", indica un comunicado fechado el 21 de agosto y dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

El 16 de agosto, mujeres de diversas edades se manifestaron en varios estados de la República para exigir mayor seguridad y contra la violencia sexual. En la Ciudad de México, algunas protestantes realizaron pintas en lugares como el Ángel de la Independencia y la estación Glorieta de los Insurgentes del Metrobús, entre otros sitios de la zona.

Al día siguiente, la Secretaría de Cultura capitalina informó que el monumento permanecería cerrado por tiempo indefinido debido a trabajos de restauración. Aclaró que no era debido a las pintas realizadas durante la marcha, pero remarcó que se aceleraría la recuperación como parte de "un acto de solidaridad" con víctimas de violación y feministas pacifistas.

"Sostenemos que su permanencia debe ser recordatorio palpable de la condenable situación de violencia en nuestro país, y por ende ninguna deberá ser removida hasta que no se atienda y se dé solución al problema de la violencia de género en nuestro país", apuntan.

El colectivo de restauradoras destaca en el documento publicado en Twitter que no promueven las pintas en bienes culturales, pero que comprenden la importancia "social y transgresora" de estas.

"La manifestación reciente ha sido un grito desesperado en contra de una situación de violencia sistémica y normalizada hacia las mujeres dentro de nuestra sociedad, la cual no ha sido atendida ni eficaz ni resolutivamente por las autoridades para garantizar nuestra seguridad", indican.

Las restauradoras también proponen documentar estas pintas para enfatizar y "mantener viva la memoria colectiva sobre este acontecimiento y sus causas". Apuntan que, si fuesen borradas sin que quede registro y sin reflexión, sería como silenciar "una vez más" las voces de las víctimas.

Además, el colectivo pide a otros profesionales de la conservación no intervenir el monumento hasta que el Gobierno federal realice acciones para garantizar la seguridad de las mexicanas.