menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Maroma de Morena, Monreal y PRI sostuvo a Rosario Piedra en CNDH

COMPARTIR

···
menu-trigger

Maroma de Morena, Monreal y PRI sostuvo a Rosario Piedra en CNDH

bulletPAN insistió en que la elección fue un fraude y rechazó a la nueva ombudsperson.

Eduardo Ortega
13/11/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Tras seis horas de álgido debate, cuatro mociones rechazadas y amenazas del PAN de que impugnará su nombramiento, Rosario Piedra Ibarra, en medio de un zafarrancho entre morenistas y panistas con reminiscencias al 2006, rindió protesta como nueva ombudsperson de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Mientras el panista Gustavo Madero era derribado por las morenistas Martha Guerrero y Citlalli Hernández, el chiapaneco Eduardo Ramírez Aguilar levantó el brazo derecho a Piedra Ibarra y apuró a la presidenta de la mesa directiva, Mónica Fernández Balboa, para que consumara el acto: “¡presidenta tome la protesta!”, gritó.

La sesión había arrancado con el ofrecimiento del líder de la bancada mayoritaria de Morena, Ricardo Monreal, de repetir la tercera votación para elegir a la nueva ombudsperson, tras los señalamientos de “fraude” de los panistas porque en la votación del jueves de la semana pasada se depositaron 116 votos a la urna, pero sólo se contabilizaron 114, por lo que no se logró la mayoría calificada; no obstante, con votos de Morena, sus aliados –PT, MC, PES y Verde– y algunos priistas, el pleno rechazó esa moción, propuesta por el también presidente de la Junta de Coordinación Política.

“En la mañana él (Monreal) pensaba que él tenía los votos, pero en el transcurso del día se dio cuenta que no los tenía, porque nunca los tuvo, se los robaron. Así que lo de cerdos, cochinos, marranos les queda perfectamente”, sorrajó la panista Xóchitl Gálvez.

Caldeados los ánimos, la nueva ombudsman nacional –con la fotografía en el pecho de su hermano Jesús, desaparecido y acusado de pertenecer a la Liga Comunista 23 de Septiembre– juró hacer guardar la Constitución ante un caótico pleno donde colgaban dos enormes mantas:

“Aquí Morena roba votos. No al fraude en CNDH”, se leía a la derecha. “No al golpismo. No a la violencia en el Senado. Y no a la ultraderecha”, se leía a la izquierda. “PAN miente”, se leía en otra.

El líder de los panistas Mauricio Kuri subió a tribuna, entre empellones, a defender a su compañero Madero, quien forcejeaba con el morenista Salomón Jara; en tanto, abajo, la panista Gina Cruz Blackledge se peleaba a codazos con la morenista Griselda Valencia de la Mora.

Consumado el acto de toma de protesta, en su escaño, el senador Monreal, flanqueado por sus compañeros German Martínez y Cristóbal Arias, sonreía y celebraba el encontronazo en tribuna.

“Ustedes lo saben, yo lo sé, los senadores que estamos aquí lo sabemos, hubo trampa y no tuvieron las dos terceras partes, pero lo más importante es que el ciudadano lo sabe y eso se los van a cobrar”, había vaticinado el líder de los panistas Mauricio Kuri.

No obstante, para Piedra Ibarra –quien apenas ayer pidió licencia al partido Morena– haber asumido en medio de una trifulca, no le resta legitimidad: “estoy muy tranquila con mi conciencia. Se ganaron todas las votaciones, por favor, entonces yo no veo por qué el cuestionamiento. (...) Se votó muchas veces y se ganaron”, declaró a su salida de la sede senatorial.

“(Rosario Piedra) es la única que garantiza conocer la verdad histórica de los crímenes cometidos en este país, de los 43 de Ayotzinapa, del ABC, de Colosio, de Atenco, de Tlataya, porque tenemos el derecho a la verdad, muera la ultraderecha golpista del PAN”, soltó en el pleno la morenista Lucía Trasviña.

La larga jornada arrancó con los senadores panistas quienes clausuraron de forma simbólica la sede de la Cámara alta y, posteriormente, con los padres de los niños con cáncer afectados por la eliminación del Seguro Popular, quienes mantuvieron buena parte del día bloqueados todos los accesos a las instalaciones del Senado.