menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Madre centroamericana se reencuentra con su hija luego de 14 años

COMPARTIR

···
menu-trigger

Madre centroamericana se reencuentra con su hija luego de 14 años

bulletLa última vez que habló con su hija fue cuando le llamó por teléfono y, entre susurros, le dijo que había sido 'atrapada'.

Iván Sánchez Corresponsal
24/10/2018
Actualización 24/10/2018 - 23:17
Reencuentro de una hija migrante con su madre en México.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

TAPACHULA.- Después de 14 años, Leticia Martínez pudo abrazar a su hija Merza Mayorca con quien había perdido contacto cuando cruzó México con la intención de llegar a Estados Unidos.

La última vez que habló con su hija fue cuando Merza le llamó por teléfono y, entre susurros, le dijo que había sido "atrapada" y por lo cual no debía contestar ningún número con lada mexicana.

"Estuvimos comunicándonos por año y medio, luego dijo que se iba para Estados Unidos (desde México) y como al mes y medio me llamó entre susurros diciéndome que no contestara números telefónicos de México porque la habían atrapado", recordó.

De eso pasaron muchos años, hasta que hace diez días una persona la contactó a través de Facebook, mensaje que ignoró.

Fue su hermana, la tía de Merza, la que le dijo que era su hija, quien intentaba contactarla desde México para poder reencontrarse.

Para Leticia parecía algo casi imposible de creer, sin embargo, una video llamada y fotografías le confirmaron la noticia y por ello decidió viajar a México junto con la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos.

Tras horas de espera, pudieron por fin abrazarse y contarse todas las historias que tenían pendientes. Por un lado Letícia y su lucha por criar a los tres hijos que Merza dejó a su cargo tras su partida, por otro las historias de Merza y su nueva familia en México conformada por un esposo y dos hijos.

"Me estuvo buscando por Facebook, me ponía hola mamita, pero yo, a nuestra edad, ya no somos tan amantes a las redes, yo no le tomaba importancia, hasta que llamó a mi hermana", contó la madre.

Sin embargo después del reencuentro prevalece el temor, Leticia no quiere que su hija regrese a Honduras, pues el observar el éxodo migrante que ha llegado de su país a México le ha confirmado su impresión sobre la falta de trabajo y la inseguridad a la que se enfrentarían en Centroamérica.