Jaime Bonilla asume el Gobierno de Baja California, pese a recursos pendientes en la Suprema Corte
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Jaime Bonilla asume el Gobierno de Baja California, pese a recursos pendientes en la Suprema Corte

COMPARTIR

···

Jaime Bonilla asume el Gobierno de Baja California, pese a recursos pendientes en la Suprema Corte

El gobernador electo de Baja California rindió protesta en el Congreso local este viernes; sin embargo, la Corte aún debe resolver sobre la llamada 'Ley Bonilla', que amplía la gubernatura local de 2 a 5 años.

Erik Matías / Corresponsal
01/11/2019
Actualización 01/11/2019 - 2:22
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La madrugada de este viernes el morenista Jaime Bonilla Valdez asumió el cargo de gobernador constitucional de Baja California.

Esto, en medio de una andanada de controversias presentadas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra la llamada 'Ley Bonilla' que amplía el periodo del mandatario de 2 a 5 años.

La toma de protesta se realizó en el Congreso del Estado, cuya mayoría es de Morena. Con esto se llega al fin de una era de gobiernos panistas, quienes fueron duramente cuestionados, sobre todo el más reciente de Francisco Vega de Lamadrid.

Es la primera vez en la historia del estado que se rendirá protesta en el recinto parlamentario, según explicó el área de comunicación del Congreso.

Además de la toma de protesta a las 00:01 horas, se realizaron honores a la bandera y se dio un mensaje por parte del presidente de la mesa directiva, Catalino Zavala.

Se espera que más adelante el gobernador dará su mensaje a las bajacalifornianos.

A las 16:00 horas de este viernes, se realizará la presentación del gabinete que lo acompañara durante su administración, pero ya en la ciudad de Tijuana donde también están convocados sus simpatizantes en el Centro Cultural Tijuana.

Más allá de la celebración varios partidos políticos ya han emitido sus respectivas controversias, junto con los excandidatos a la gubernatura como Jaime Martínez Veloz, Óscar Vega Marín, Enrique Acosta Fregoso e Ignacio Anaya Barriguete.

Además de ellos la Coparmex en Baja California promoverá amparos ante la SCJN, según comentó el presidente del organismo en Tijuana, Roberto Rosas Jiménez. Entre las voces que han manifestado su desacuerdo con una ampliación de gobierno, está la del consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), quien ha hablado de una acción de inconstitucionalidad.

En medio de este ambiente político es que el nuevo gobierno entra en funciones y al menos por momento su Gobierno duraría hasta 2024, aunque la última palabra la tiene la Corte.

Este lunes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió a trámite la controversia constitucional que interpuso el Gobierno de Baja California para impugnar la 'Ley Bonilla', recurso que quedó radicado en el expediente 324/2019.

El ministro José Fernando Franco González Salas otorgó un plazo de 30 días hábiles al Poder Legislativo estatal para que envíe a la Corte una copia certificada de los antecedentes legislativos de las normas impugnadas.

El 15 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió que los partidos que promovieron la aprobación de la 'Ley Bonilla' en Baja California deberían ser los que la impugnen una vez sea publicada.

La legislatura de Baja California que aprobó dicha ley estaba conformada por 12 diputados del PAN, cinco del PRI, tres de Morena, uno de Movimiento Ciudadano, uno del Partido del Trabajo y tres diputados independientes.

La modificación a la Constitución local fue aprobada originalmente el 9 de julio de manera unánime.

El 13 de octubre, una consulta ciudadana se llevó a cabo en Baja California, mostró que el 84.25 por ciento de quienes participaron votaron a favor de que el mandato del gobernador electo se amplíe.

El ejercicio tuvo una escasa participación. Del total de la lista nominal de electores registrados ante el Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC), apenas se superó el 1.9 por ciento de participación.