Impugnan institutos autónomos salarios asignados para 2020
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Impugnan institutos autónomos salarios asignados para 2020

COMPARTIR

···
menu-trigger

Impugnan institutos autónomos salarios asignados para 2020

bullet Los impugnantes son el INEGI, el Banco de México, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

David Saúl Vela
08/01/2020
Actualización 08/01/2020 - 22:55
Banxico
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Al menos cuatro institutos autónomos han promovido sendas controversias constitucionales ante la Suprema Corte en las que impugnaron los salarios de sus integrantes previstos en el Presupuesto de Egresos de 2020.

Los impugnantes son el INEGI, el Banco de México, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), según se advierte en los estados electrónicos de la propia Suprema Corte.

Se trata de las controversias 75/2019 la cual ha sido ampliada en cuatro ocasiones es por el INEGI, la 358/2019 promovida por la Junta de Gobierno del Banco de Mexico; la 1/2020 promovida por el IFT y la promovida por la Cofetel.

De acuerdo con los estrados electrónicos de la propia Suprema Corte, la controversia del INEGI quedó registrada en el expediente 75/2019, la cual ha sido ampliada el 27 de diciembre por cuarta ocasión desde que se presentó para impugnar el Presupuesto 2019.

El organismo electoral pidió a la Suprema Corte invalidar al menos 30 porciones de seis artículos y del anexo 23 del Presupuesto para este año, entre ellos los que fijan el salario de los altos funcionarios de esa institución. Dijo que la reducción del salario viola la autonomía constitucional del Instituto.

En tanto, la controversia 358/2019 fue promovida el 30 de diciembre pasado por la Junta de Gobierno del Banco de México, y en ella impugnan dos numerales del anexo 23 del Presupuesto 2020, que establecen los salarios de los miembros de la Junta de Gobierno de la institución.

En el caso de las demandas del Banco de México y el INEGI fueron promovidas en diciembre pasado y las del IFT y la Cofece se presentaron el lunes pasado. Todas ya fueron admitidas a trámite pero no se ha decretado por ahora ninguna suspensión.

Los últimos dos casos fueron asignados a la ministra Yasmín Esquivel y se espera, como ocurre en casos de demandas similares, que sea la misma ministra quien resuelva las cuatro controversias, así como también aquellas que pudieran presentarse en el futuro.

En una revisión al PEF 2020 se advierte que la Cámara de Diputados fijó un salario de un millón 716 mil pesos la Remuneración Total Anual Neta para de los comisionados presidentes del IFT y Cofece, más de 700 mil pesos menos que su ingreso de 2019.

Señalaron que estos se fijaron con base en el salario del Presidente, pero acusaron que éste último se fijó en cantidad monetaria neta, sin tomar en cuenta las prestaciones en especie y extraordinarias.

En tanto, a principios de enero de 2020, tanto el IFT como la Cofece presentaron controversias para impugnar también los salarios de sus funcionarios previstos para 2020.

La controversia 1/2020 del IFT demanda la invalidez de al menos cuatro porciones de los artículos 4 y 18; así como algunas porciones de los anexos 1, 23 y 43, donde se fijan los salarios de los funcionarios de los órganos autónomos.

Todas las demandas ya fueron admitidas a trámite, pero no se ha decretado por ahora ninguna suspensión de los actos reclamados.

Los casos fueron asignados a la ponencia de la ministra Yasmín Esquivel, y se espera, como ocurre en casos de demandas similares, que sea la misma ministra quien reciba aquellas controversias futuras en los que pudieran presentarse en los mismos términos.

En una revisión al Presupuesto 2020 se detalla que la Cámara de Diputados fijó un salario promedio de un millón 716 mil pesos la Remuneración Total Anual Neta para los altos funcionarios de los institutos autónomos, como el IFT y Cofece.

Se trata de un salario de 700 mil pesos menos que los que se les asignó en el ejercicio fiscal de 2019.