Nacional

Hospitales privados en Jalisco, caros, saturados y rechazan pacientes

1.2 mdp el costo de la hospitalización en terapia intensiva, en uno de los hospitales privados de Tabasco.

Guadalajara, Jal.- En Jalisco, los hospitales privados que atienden COVID-19 están saturados, y desde el 15 de julio pasado comenzaron a rechazar pacientes nuevos, bajo el argumento de ocupación de todos los espacios destinados para personas con coronavirus o sospechosas de portarlo.

Los costos en nosocomios privados de la entidad alcanzan cantidades superiores a los 800 mil pesos, como ocurrió con un paciente que llegó al área de urgencias, y después se le hospitalizó; sin embargo, falleció a los 12 días de su ingreso, según reportaron familiares.

Según la factura en poder de El Financiero, el nosocomio cobró 59 mil 413 pesos por 'cargos de urgencias COVID', más 413 pesos por 'materiales e insumos para la salud'; el concentrado de los cobros por 'servicios hospitalarios' ascendió a 814 mil 845 pesos, contando 59 mil 894 pesos y de impuestos.

Hasta el cierre de edición, en ninguno de los nueve nosocomios privados acreditados para atender pacientes con coronavirus se aceptó recibir a más personas con SARS-CoV-2, según una revisión de El Financiero, vía telefónica a cada hospital, y sólo en las unidades Ángeles del Carmen se informó que sí se efectúan los análisis clínicos, pero no se atiende a ningún paciente de esas características.

De acuerdo con información de la Asociación de Compañías Mexicanas de Seguros (AMIS), el monto promedio de reembolsos por pólizas en la atención de la enfermedad oscila entre los 452 mil 918 pesos y los 919 mil 913 pesos, en este último rango se encuentran beneficiarios que requirieron cuidados intensivos.

Las empresas afiliadas al organismo han pagado poco más de 2 mil millones de pesos para cubrir gastos médicos e indemnizaciones por seguros de vida, y en las últimas seis semanas se ha registrado un crecimiento sostenido en el pago de seguros por el ritmo de contagios. Las pólizas que cubren la atención a la enfermedad constituyen el 1.49 por ciento de las personas infectadas en el país.

En la entidad la capacidad hospitalaria para atención de coronavirus es de 2 mil 736 camas, de las cuales menos del 3 por ciento corresponde a la atención privada; es decir, sólo se puede atender a 82 pacientes en los nosocomios particulares. Por disposiciones de la Ley Estatal de Transparencia y Protección de Datos, se rechazó dar la información de cuántas camas disponibles tiene cada hospital.

IMSS e ISSSTE se encargan del 69.2 por ciento de la atención a la enfermedad, y las unidades médicas estatales a cargo de la Secretaría de Salud, del 27.2 por ciento.

En total, en Jalisco, los pacientes con SARS-Cov-2 no llegan al 30 por ciento de la capacidad instalada, según informó la Secretaría de Salud Jalisco, y refiere que al día de hoy se registran 25 mil 875 casos de COVID-19, confirmados desde marzo pasado que se registró el primer contagio, y el 85 por ciento se han manejado de manera ambulatoria, es decir, con aislamiento en su domicilio, por tener síntomas leves o moderados, o ser asintomáticos.

Tabasco sólo tiene 2 clínicas particulares y son inaccesibles

Villahermosa, Tab.- Menos del 2 por ciento de los casos de COVID-19 registrados en Tabasco son atendidos en el sector privado, pues sólo hay dos hospitales que cuentan con camas para recibir a pacientes con el virus.

Juntos apenas reúnen 18 espacios, incluidos aquellos con ventilador para pacientes en estado grave, lo que resulta insuficiente en un estado donde sólo ayer se confirmaron 425 nuevos casos.

Tabasco mantiene una ocupación de camas superior al 70 por ciento, por lo que, ante una posible saturación, las unidades privadas no son una opción para el gobierno del estado, que optó por invertir 84 millones de pesos en la construcción de "burbujas", para recibir ahí a quienes tengan síntomas graves, pero que aún no necesiten asistencia respiratoria.

El costo de ingresar a un nosocomio que no es público resulta sumamente elevado, pues una semana de hospitalización oscila entre 350 mil pesos en cama general y 1.2 millones en terapia intensiva.

Además, las pruebas de laboratorio para detectar el virus cuestan 8 mil 300 pesos, en promedio, mientras que el gobierno del estado las ofrece de manera gratuita, aunque sólo con cita previa.

En la entidad únicamente el Hospital Ángeles y el Hospital Air están habilitados para recibir a pacientes con coronavirus, pero, ante sus precios elevados, la inmensa mayoría de los tabasqueños ha optado por acudir al hospital "Dr. Juan Graham Casasús", que se mantiene a tope. Con información de María Albert Hernández , Corresponsal