Nacional

Hablamos de paz, no perdón a grandes capos, asegura Durazo

Se busca cerrar el ciclo de violencia, sin pasar por la impunidad, a través de incentivar a los grupos vulnerados para que dejen la ilegalidad, señaló Durazo.

Alfonso Durazo aseguró que la amnistía propuesta por el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador es parte de un proyecto de pacificación nacional que se hará "con una receta mexicana".

Quien es propuesto por López Obrador como titular de la seguridad pública del país si gana la elección del 1 de julio, dijo que aún no están definidos los términos de la propuesta, porque no será una decisión unilateral del presidente.

Señaló que se convocará a una "gran reflexión social" y será con el apoyo de la sociedad civil, las víctimas del delito y el Congreso, como se definirá quiénes son sujetos a este perdón del Estado.

Ante estudiantes y académicos del Colegio de México, explicó que este proyecto descarta la posibilidad de perdón a grandes narcotraficantes, secuestradores o criminales que han incurrido en violación grave a los derechos humanos.

"Construiremos una receta mexicana para la pacificación de nuestro país… exploraremos sin prejuicios ni estridencias todas las propuestas que nos permitan recuperar la paz y la serenidad en el país, incluida la amnistía, el indulto o recursos de leyes especiales y de justicia transicional", indicó.

Al participar en el seminario Violencia y Paz, destacó que el objetivo es cerrar el ciclo de violencia que vive el país, sin pasar por la impunidad, a través de incentivar a los grupos vulnerados para que dejen la ilegalidad.

Puso como ejemplo el caso de niños sicarios o halcones y campesinos, que ante la falta recursos se ligaron al narcotráfico. "Nada de que habrá arbitrariedad del próximo presidente para proponer una amnistía con los grandes capos, estamos hablando de grupos socialmente vulnerados", insistió.

En dos horas, Durazo se explayó en hacer un panorama inacabado e ideal de la propuesta de López Obrador en materia de seguridad, cuyo objetivo, dijo, es entregar en 2024 un país en paz y armonía.

Habló del regreso paulatino de las Fuerzas Armadas a los cuarteles, en la medida que se regeneren y dignifiquen las policías Federal, las estatales y municipales; de la desaparición del Cisen y el fin al supuesto uso faccioso de su trabajo.

Dijo que se creará la Guardia Nacional que se articulará con el estamento militar, cuyo objetivo será optimizar el aprovechamiento de todos los recursos del Estado en materia de seguridad.

Por último, subrayó que analizarán el futuro de la Gendarmería, reactivarán Plataforma México, se sanearán las cárceles y crearán una comisión de la verdad para el caso Ayotzinapa y otros casos de violaciones grave a a los derechos humanos.