Gobierno de Guerrero resguarda a 62 desplazados por violencia
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobierno de Guerrero resguarda a 62 desplazados por violencia

COMPARTIR

···
menu-trigger

Gobierno de Guerrero resguarda a 62 desplazados por violencia

bulletEl secretario de Gobierno, Florencio Salazar, explicó que las causas del desplazamiento pueden ser la producción de goma de opio, la lucha por el territorio o por agravios diversos.

Rosario García | corresponsal
11/11/2018
Florencio Salazar Adame, secretario de Gobernación en Guerrero.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CHILPANCINGO.- El gobierno de Guerrero resguardó en un albergue a 62 personas desplazadas por violencia de la comunidad de Tlaltempanapa, municipio de Zitlala, y les proporcionó despensas, colchonetas y servicio médico.

La Secretaría General de Gobierno, en coordinación con las secretarías de Protección Civil, Salud, DIF-Guerrero y el ayuntamiento de Zitlala, hicieron entrega de los apoyos a las familias desplazadas que se vieron en la necesidad de abandonar su comunidad tras las amenazas de grupos de la delincuencia organizada, quienes les advirtieron que si no salían de su localidad los asesinarían.

Sin revelar la ubicación del albergue por seguridad y protocolo, el secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame, dijo que el tema es “complejo” porque las familias pueden volver a su lugar de origen, mantenerse en este refugio o dispersarse si lo desean.

Reconoció que “se trata de un problema complejo, que exige la protección de los derechos humanos de todos aquellos que se ven obligados a abandonar sus domicilio”.

Salazar Adame explicó que las causas del desplazamiento pueden ser la producción de goma de opio, por la lucha por el territorio o por agravios diversos entre comunidades ubicadas en esta zona.

El domingo 3 de noviembre, integrantes de un grupo delictivo plagiaron, torturaron y ejecutaron a tres personas de este poblado, y advirtieron que lo mismo les pasaría al resto de habitantes si no se iban del pueblo, por lo que iniciaron el éxodo y después de dos días y una noche de caminar entre los cerros llegaron hasta Copalillo en la zona norte de la entidad a pedir refugio.

Respecto a las críticas del dirigentes del Centro de Derechos de la Montaña Tlachinollan, respondió que esa organización “se caracteriza por tener posturas sesgadas aún cuando ha conocido acciones de atención a grupos sociales” y que “con frecuencia mantiene su posturas de crítica infundada”.