Gobernador de Tlaxcala veta Presupuesto de Egresos del estado
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobernador de Tlaxcala veta Presupuesto de Egresos del estado

COMPARTIR

···

Gobernador de Tlaxcala veta Presupuesto de Egresos del estado

Marco Antonio Mena Rodríguez argumentó que los integrantes de la LXIII Legislatura local violaron la división de poderes e invadieron competencias de órganos específicos del Poder Ejecutivo local.

Lucía Pérez
08/01/2019
El gobernador de Tlaxcala vetó el Presupuesto 2019 para el estado.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, vetó el decreto de Presupuesto de Egresos del Ejercicio Fiscal 2019, mismo que fue aprobado en el Congreso del Estado por los diputados de la coalición “Juntos Haremos Historia” hace 10 días.

Para eso, el mandatario estatal argumentó que los integrantes de la LXIII Legislatura local violaron la división de poderes e invadieron competencias de órganos específicos del Poder Ejecutivo local, principalmente los 19 diputados que votaron a favor del decreto que fueron los del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), del Partido del Trabajo (PT), Encuentro Social (PES) y de la Revolución Democrática (PRD).

Con esa aprobación los diputados locales reasignación de 425 millones 954 mil pesos para crear los Fondos de Acciones para el Fortalecimiento al Campo y para el Fortalecimiento de Obras y Acciones a Municipios, los cuales serían manejados de manera directa por los legisladores.

Al respecto, el Gobierno del Estado consideró que el Congreso local, al modificar el Presupuesto de Egresos, estableció un conjunto de actos que escapan de su esfera de atribuciones, por lo que se afectaron los principios de división de poderes y supremacía constitucional.

El documento presentado al Congreso del Estado establece que si bien el Congreso del Estado tiene la facultad para hacer modificaciones al Presupuesto, esta atribución no implica que puedan sustituirse las funciones, atribuciones y competencias de otros poderes, pues “en algunos artículos del decreto, el Gobierno del Estado considera que se llevaron a cabo modificaciones contrarias a la normatividad que afectan de modo específico las finalidades y objetivos que debe cumplir el Ejecutivo, además de observar también que los artículos transitorios señalados deben excluirse porque contienen reglas que se alejan por completo de la naturaleza del Presupuesto de Egresos e invaden competencias de órganos específicos del Gobierno del Estado”.

Entre las observaciones realizadas por el Poder Ejecutivo local están: la reducción de 70 millones de pesos al presupuesto de la Oficialía Mayor de Gobierno, lo que impedirá cubrir el aumento de sueldos y salarios que se realice como resultado de negociaciones posteriores con el sindicato, mismo que se dará en términos del incremento al salario mínimo autorizado por el gobierno federal, y pondrá en riesgo la operación del Módulo Médico y los servicios de salud para los trabajadores del Estado.

Asimismo, en dos rubros fundamentales como son los servicios educativos para los estudiantes tlaxcaltecas y la seguridad pública, se eliminó el Fondo de Apoyos para la Educación Básica por un monto de 130 millones de pesos, además de que se redujeron 150 millones de pesos al Fondo para el Fortalecimiento a la Seguridad Pública.

En cuanto a la atención a emergencias, se disminuyeron 25 millones de pesos al Fondo de Desastres Naturales, lo que imposibilitará contar con un fondo de contingencias para atender hechos como los sismos de 2017. También, se redujeron 12 millones de pesos al Fondo para Pensiones Civiles, lo cual impedirá fortalecer dicho sistema.

Por otra parte, disminuyó en casi 50 por ciento el presupuesto del Tribunal de Justicia Administrativa sin ofrecer algún argumento para ello, lo que se traduce en una intromisión al Poder Judicial al limitar las funciones que constitucionalmente tiene encomendadas, entre otros aspectos.