Estamos abiertos a la libre expresión, afirma Segob
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estamos abiertos a la libre expresión, afirma Segob

COMPARTIR

···

Estamos abiertos a la libre expresión, afirma Segob

La Secretaría de Gobernación emitió su postura luego de que miembros disidentes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) mantuvieran bloqueados los accesos a las instalaciones.

Redacción
14/08/2019
Olga Sánchez Cordero, titular de la Segob.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Secretaría de Gobernación emitió su postura luego de que miembros disidentes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) mantuvieran bloqueados los accesos a las instalaciones durante este miércoles

Al respecto, la dependencia señaló que todas las expresiones pueden llegar a Gobernación porque no es un Gobierno represor, señalando también estar abiertos a la libre expresión y no a "la libre extorsión".

Los integrantes del SME impidieron que empleados de la dependencia gubernamental pudieran abandonar el recinto, exigiendo la atención de la titular, Olga Sánchez Cordero.

En días pasados, la Segob señaló que ningún problema de carácter social ha sido provocado por el Gobierno, y que aquellos que estaban acostumbrados a tomar edificios o vialidades, y no permitir la libertad de tránsito de las personas inocentes, no tendrán más que paciencia de parte del Gobierno, pues las dádivas económicas y los apoyos a manera de extorsión se acabaron.

Además, recalcaron que los movimientos sociales honestos, legítimos y legales siempre tendrán justicia y serán atendidos, pues algunos buscan lucrar con la necesidad de la gente para beneficio de sus líderes.

“Los que lucran con la necesidad de la gente para enriquecer a sus líderes, tendrán que ocupar las vías jurisdiccionales, pues en la Secretaría de Gobernación solamente se hace política”, aseguraron.

Además, condenaron este acto y señalaron que lo único que se consigue tomando instalaciones gubernamentales que además afectan a los ciudadanos, es el rechazo social, pues este tipo de presión forma parte de los resquicios del neoliberalismo que se niegan a desaparecer.