Estados desviaron 98 mmdp en 2016
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estados desviaron 98 mmdp en 2016

COMPARTIR

···
menu-trigger

Estados desviaron 98 mmdp en 2016

bulletEl informe de la ASF reporta que la Cámara de Diputados se gastó mil 616 millones 214 mil pesos “sin comprobar”, y el Senado mil 16 millones 566 mil 700 pesos.

Víctor Chávez
21/02/2018
Actualización 20/02/2018 - 23:41
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó a la Cámara de Diputados que los estados y municipios en el país desviaron recursos federales por 98 mil 102.9 millones de pesos, en el ejercicio de la Cuenta Pública 2016.

El “encargado del despacho de la ASF” –aún no se ha designado al nuevo auditor–, Juan Javier Pérez Saavedra, enlistó que los estados con mayores irregularidades fueron Veracruz, con 12 mil 149 millones; Estado de México, 7 mil 320 millones; Michoacán, 5 mil 481 mdp; Nuevo León, 4 mil 17 millones; Chiapas, 3 mil 868 mdp; Oaxaca, 3 mil 678 mdp; Guerrero 3 mil 49 millones; BC, 2 mil 497; Tamaulipas, 2 mil 404 mdp; Jalisco, 2 mil 278 mdp; CDMX, 2 mil 093; Morelos 2 mil 083 mdp.

En la tercera y última entrega de los resultados de las auditorías de 2016, Juan Javier Pérez Saavedra informó que la Auditoría emitió un total de 10 mil 346 “observaciones” por las irregularidades tanto en estados como en el gobierno federal, y que presentó 120 denuncias penales ante la PGR por acciones indebidas.

El informe reporta también que la Cámara de Diputados se gastó mil 616 millones 214 mil pesos “sin comprobar”, y el Senado otros mil 16 millones 566 mil 700 pesos.

En el caso de los diputados, señala que “no se proporcionó la documentación que sustenta la aplicación de los recursos otorgados y que no se contó con la información que permitiera evaluar la razonabilidad del gasto”.

Sobre el Senado, estos recursos fueron otorgados por medio de la partida 39903 “Asignaciones a los Grupos Parlamentarios” y “no se contó con la información que permita evaluar la razonabilidad del gasto, o bien, comprobar que los recursos se ejercieron para llevar a cabo los trabajos legislativos”.