Nacional

Esta es la postura de México ante la OEA sobre los hechos en Bolivia

Luz Elena Baños Rivas, embajadora representante permanente de México ante la OEA, emitió la postura del país durante la sesión extraordinaria del Consejo Permanente sobre la situación en Bolivia. Aquí el detalle.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a México esta mañana en el avión de la Fuerza Aérea Mexicana, luego de haber denunciado un golpe de Estado en esa nación tras las polémicas elecciones del 20 de octubre.

¿Cuál es la postura de México ante el Consejo Permanente sobre la situación en Bolivia de la Organización de Estados Americanos (OEA) al respecto? Luz Elena Baños Rivas, embajadora representante permanente de México ante la OEA, explica lo siguiente:

-México externa su seria preocupación ante el grave quebrantamiento del orden constitucional en Bolivia, en donde ha sucedido un golpe de Estado.

-Consideramos que las presiones que Evo Morales recibió por parte de las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad del país configuran elementos de un escenario de golpe de Estado, lo que México rechaza categóricamente.

-Tenemos una alta responsabilidad de acompañar a Bolivia en estos momentos de profunda crisis, de manera objetiva, responsable y respetuosa de su soberanía y su autodeterminación, sin tentaciones de intervención.

-Deben quedar atrás los días aciagos y dolorosos donde las fuerzas armadas deponían y sostenían gobiernos.

-México reivindica y demanda el respeto del orden constitucional y de la democracia en Bolivia.

-Coincidimos con los establecido en la Carta Democrática Interamericana:

La subordinación constitucional de todas las instituciones del Estado a la autoridad civil legalmente constituida, y el respeto al Estado de Derecho de todas las entidades y sectores de la sociedad son fundamentales para la democracia.

-El expresidente Morales renunció en aras de pacificar a su país y poner un alto a la violencia que venía incrementándose en los últimos días, y que lamentablemente aún no ha cesado.

-México respeta esa decisión y espera que así se evite la continuidad de la confrontación y la violencia, y se garantice el efectivo derecho del pueblo boliviano a la paz y el ejercicio de su democracia.

-Rechazamos la violencia. Deben evitarse mayores años y posibles pérdidas de vidas humanas.

- Evo Morales propuso que se realizaran nuevas elecciones y el país reivindica y demanda el respeto del orden constitucional y de la democracia en Bolivia.

-De conformidad con su tradición de asilo y no intervención, México ha recibido a un grupo de personas del Ejecutivo y Legislativo de Bolivia en su sede diplomática en La Paz.

- Decidimos apoyar soberanamente conceder asilo político al expresidente Evo Morales, cuya vida y seguridad se encontraban en riesgo derivado de las manifestaciones de violencia en su contra.

-Hemos procedido primordialmente por razones humanitarias, de acuerdo con el derecho internacional y nuestro propio marco constitucional, conforme lo disponen nuestros ordenamientos internos y nuestros compromisos internacionales.

- Tenemos una obligación ineludible basada en nuestra historia: otorgar protección a las personas que así lo solicitan por sentirse amenazadas, tal y como lo establece la Convención Interamericana sobre Asilo Diplomático y la Convención de Montevideo sobre Asilo Político.

-México agradece cumplidamente la confianza depositada en su momento en nuestro Gobierno para acompañar a Bolivia, junto con otras naciones, en la valoración de su proceso democrático.

Después de 13 años en el poder, Evo Morales presentó su renuncia a la Presidencia de Bolivia luego de que el general de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, pidiera esta acción en aras de lograr la pacificación del país.

Tras presentar su renuncia, Morales denunció que había una orden de aprehensión 'ilegal' en su contra y que tanto su domicilio como el de familiares habían sido atacados.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó la acción de Morales como "responsable" pues con ello evitó "exponer a su pueblo a la violencia".