Es perverso culpar a gobernadores por violencia en el país: Marko Cortés
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Es perverso culpar a gobernadores por violencia en el país: Marko Cortés

COMPARTIR

···
menu-trigger

Es perverso culpar a gobernadores por violencia en el país: Marko Cortés

bulletEl líder de Acción Nacional consideró que las conferencias matutinas de López Obrador no han funcionado para disminuir los índices delictivos en el país.

Susana Guzmán
17/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, aseveró este martes que señalar a los gobernadores por los problemas en materia de seguridad es incorrecto.

“Echarle la culpa de la violencia a los gobernadores es un recurso viejo y, al mismo tiempo, una perversidad política”, afirmó.

Añadió que el Gobierno federal se 'lava las manos' en momentos en que México vive el año más violento desde que se llevan registros, al tratar de culpar a los mandatarios estatales, pese a que las principales causas de la violencia e inseguridad son delitos federales como el narcotráfico, el secuestro y las extorsiones.

Luego de que el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, dio a conocer en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador a los gobernadores que menos asisten a las reuniones del Gabinete de Seguridad entre los que se encuentran los gobernadores panistas de Aguascalientes, Tamaulipas, Chihuahua, Guanajuato y Querétaro, Cortés Mendoza recriminó que el gobierno solo señale y no se haga responsable.

Señaló que la Constitución y el Código Penal Federal establecen con claridad la responsabilidad del Gobierno federal y, sin embargo, no se ha visto reflejado en resultados positivos.

“El Gobierno federal debe asumir su responsabilidad y en lugar de buscar culpables, que busque soluciones y resuelva, sin pretextos, la peor crisis de inseguridad que ha vivido México”, añadió Cortés Mendoza.

Expuso que no se debe medir la eficacia en seguridad con la asistencia a reuniones.

“De nada han servido sus 'mañaneras' para bajar los secuestros ni las extorsiones. Se supone que para eso son las reuniones de coordinación, pero los malos resultados están a la vista”, puntualizó.

Añadió que “no han sido los gobernadores, sino el presidente de la República quien declaró el fin de la guerra al narcotráfico. No han sido los gobernadores, sino el jefe del Ejecutivo quien ha ordenado dejar pasar y dejar hacer a los narcotraficantes. No son los gobernadores, sino el Ejecutivo el que ha ordenado el fin del decomiso de drogas”

En ese sentido apuntó que “el Gobierno nunca asume su fracaso, ni sus errores de cálculo, ni el mal diseño de sus estrategias, ni la mala operación de sus acciones tácticas. Para él, todos son culpables menos el propio gobierno, que tiene el deber de usar la fuerza y garantizar la seguridad”.